Centro de Adolescentes Infractores no puede solventar sus necesidades, según director

Quito –

En el Centro de Adolescentes Infractores no hay dinero para solventar sus necesidades. Así lo manifestó el Padre Gilberto Rubio, quien es su director y administrador, mientras familiares de los jóvenes que cumplen medidas socio educativas por infringir la ley donaban víveres este jueves.

La capacidad del sitio es para 100 adolescentes pero esa cifra ha llegado inclusive a 139.

Rubio dijo que no solamente es el tema de la alimentación sino también de la seguridad. Esto porque desde el 14 de marzo pasado la seguridad policial se trasladó al exterior de la institución. La seguridad interna está a cargo de 11 agentes penitenciarios. Se ha pedido que ese número aumente. 

Tras un amotinamiento, en abril pasado, 15 internos fueros trasladados. En ese hecho hubo un incendio, se quemaron cobijas y colchones y hubo que reubicar a 28 internos en un salón de clases.

“Estamos llegando ya como a un punto bien crítico que si no se le pone cuidado a esto entonces pueda tener otra vez dificultades con los adolescentes o en el tema de la alimentación o en el tema de los jóvenes adultos, tengo el 55 % de jóvenes mayores de 18 hasta los 23, 24 años”, agregó.

Por el momento, dijo, no se puede recibir a ningún adolescente hasta que no se tomen las medidas necesarias de seguridad interna.

Rubio indicó que hubo un convenio con el Gobierno que se terminó el año pasado.

“Ya se ha realizado el acta de finiquito pero falta pagar el mes de diciembre más lo que llevamos de este año, desde enero hasta la fecha”, agregó.

El presupuesto del centro supera los 50.000 dólares, que se destina a pagar seguridad social, el sueldo de los empleados y las necesidades de los internos. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories