Peaje llegaría a $ 447 millones en vía a la Costa, inversión por $ 305 millones

Sin considerar el tráfico del nuevo puerto de Posorja, la recién concesionada vía Guayaquil-Santa Elena promete una recaudación de al menos $ 447 millones durante los 20 años en que ha sido delegada por el Ministerio del Transporte y Obras Públicas (MTOP) a la compañía Verdú S. A., que a cambio invertirá en ese periodo $ 305 millones en el mantenimiento de esta carretera peninsular.

La cifra estimada se desprende de la oferta presentada por Verdú S. A., en la que se calculó que en el 2015 el promedio diario de vehículos livianos y pesados que usaron el peaje de Chongón se ubicó en 15.462. En enero del 2020, cuando funcione la primera estación de peaje en Chongón, el tráfico llegaría a los 17.924, pues la tasa de crecimiento de vehículos –según señala Verdú S. A. en su oferta– alcanza el 3% anual.

Esto significa que de enero a septiembre del 2020 la concesionaria recaudará por el primer peaje unos $ 6 millones. Desde octubre de ese año, los ingresos aumentarán con la apertura de los otros dos peajes, en el ingreso a Playas y a la altura de Buenos Aires, hacia la vía a Salinas. En cada uno se cobrará $ 1 por pasada si se trata de un carro liviano, $ 2 para los pesados de dos ejes y $ 3 para los pesados de tres ejes, según precisó Juan Diego Idrovo, director de Concesiones del MTOP, al explicar detalles de este contrato, firmado en la gestión del actual ministro Jorge Aurelio Hidalgo.

El ministro aún no ha dado declaraciones tras la suscripción de este contrato, que se adjudicó hace un año y cuya firma se había suspendido en ocho ocasiones. El mismo día que se firmó, el viernes de la semana pasada, Hidalgo anunció que se lo haría tres días después.

Ese día Hidalgo también dio por descartada una propuesta presentada en marzo por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército (CIE), que planteaba mejorar la oferta de Verdú S. A. reduciendo a la mitad el costo de los peajes y construyendo un tercer carril en el tramo de las urbanizaciones de la vía a la costa, para prevenir afectaciones por el tráfico pesado del puerto de Posorja. “Es extemporánea”, adujo Hidalgo.

Una socialización abierta, en cada comuna, no hubo. Nunca llegaron a Manglaralto a explicar el proyecto, si se hubiese hecho eso no existiría incertidumbre”
Smelling Suárez, dirigente social de Manglaralto

El contrato aún no consta en el portal web del ministerio. El lunes en la mañana un funcionario del MTOP ratificó la firma y por la tarde el ministerio emitió un comunicado para señalar que en el contrato final se habían hecho ajustes que no estaban contemplados en el acuerdo inicial y que le representarían al Estado $ 80 millones en los 20 años, recursos provenientes de una renta anual y del exceso de ingresos por un aumento no previsto de tráfico promedio diario.

Así, la rentabilidad para la concesionaria Verdú S. A. sería del 15,3% del proyecto, asegura Idrovo. Esto equivale a unos $ 70 millones, sin considerar las tarifas por el tráfico de Posorja y los extrapesados. Idrovo dice que en los primeros seis meses –hasta noviembre de este año– la concesionaria debe presentar un estudio actual del tráfico promedio diario de la vía.

La compañía Verdú S. A. no aceptó una entrevista que se le solicitó para analizar los ajustes del contrato y para conocer a los inversionistas que respaldarán su oferta. “Tenemos cuatro financieras internacionales que han mostrado interés en participar en el proyecto”, dijo el gerente José Verdú en el 2018. En un correo indicó el viernes que en los primeros dos años se invertirá $ 72 millones.

La compañía Verdú S. A. continuará a cargo de la vía Guayaquil-Santa Elena, una carretera que se encuentra en un estado ‘bueno’ en la mayor parte de su extensión de 162 kilómetros, según el reporte de las carreteras estatales de la Dirección de Conservación del Transporte del MTOP, al 28 de febrero pasado. Dicho informe agrega que los tramos de Progreso-Playas y Playas-Posorja tienen la advertencia de ‘precaución’ debido a su estado.

La responsabilidad sobre ese último tramo, al igual que el de la vía Guayaquil-Santa Elena, ha sido, en los últimos años, de la compañía Verdú S. A. Esta contratista fue adjudicada por el MTOP para el mantenimiento por $ 23,5 millones de la vía costera en el periodo 2010-2015, mientras que en el 2013 recibió un contrato por $ 10,1 millones para la rehabilitación de la vía Playas-Data-Posorja.

“Hay tramos que no sirven nada. En Zapotal, Villingota, Progreso, en Buenos Aires hay una cantidad de huecos enormes, personalmente me explosionó una llanta por un hueco de esos, fue a la altura de Buenos Aires, yendo a Guayaquil. No vi el hueco, en la noche es peor, hay gente que se ha accidentado”, comentó Luis Tenempaguay, presidente de la Cámara de Turismo de Santa Elena, quien respalda la concesión de la vía, pero pide que se aplique una tarifa diferenciada a los peninsulares. “Como la tarjeta que tienen en Guayas, como la Metrovía, para las personas que viven acá, para que en el peaje podamos cancelar menos cantidad”, sugirió. (I)

Administrador del contrato

La Subsecretaría de Delegaciones y Concesiones del MTOP, a cargo de Marcelo Loor, asumirá la administración del contrato.

Sociedad gestora

La compañía Verdú S.A. creará otra empresa (sociedad gestora) para manejar la concesión y sus ingresos.

Fiscalización

Verdú S.A. contratará a los fiscalizadores de entre una terna de cinco candidatos enviada por el MTOP. La sociedad gestora, a través de un fondo, les pagará a los especialistas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories