Uniformados protegen a Nicolás Maduro pese a las presiones en Venezuela

Venezuela –

5 muertos es el saldo de la represión a las protestas de esta semana en contra de Nicolás Maduro.

Venezolanos difundieron este sábado frente a cuarteles una proclama en la que su líder, Juan Guaidó, pide a los militares cesar su apoyo a Nicolás Maduro, quien llamó a alistarse para un eventual ataque de EE.UU.

Tras una fallida insurrección militar el pasado martes, pequeños grupos de manifestantes se acercaron a cuatro instalaciones en Caracas –custodiadas por uniformados– para entregar o leer el pregón.

Movilizaciones similares se registraron en otras regiones. En Barquisimeto, la Guardia Nacional dispersó con gases el avance de una marcha.

“Les pedimos a los militares que nos ayuden en el cese de la usurpación, que se unan al pueblo”, dijo Dina Alonso, desempleada de 53 años, luego de que mujeres intentaran sin éxito que les recibieran el documento en el comando de la guardia en Caracas.

Con megáfono, un grupo de personas lo leyó frente a la comandancia de la Armada; pero en la sede de la guardia presidencial ni siquiera fue posible, pues varias cuadras antes un militar lo recibió y quemó.

En su proclama, Guaidó pide a los militares respaldar un gobierno de transición que convoque a elecciones.

En respuesta, Maduro se reunió con el alto mando y unos 5.300 soldados en un destacamento del estado Cojedes, donde pidió prepararse para una intervención de EE.UU., que no descarta esa posibilidad. Mientras, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, dijo que “el momento de la transición es ahora”.

La crisis fue abordada el pasado viernes por el presidente estadounidense, Donald Trump, y su par ruso, Vladimir Putin, quien apoya a Maduro, que no quiere un golpe militar y pide “una solución pacífica”.

Cuba va por diálogo

En tanto, Cuba, el mayor aliado de Maduro, defendió la necesidad de un diálogo “sin amenaza ni intervención extranjera”, luego de que el Grupo de Lima, bloque de países que también presiona la salida de Maduro, acordara tender puentes para que la isla propicie una solución negociada.

“Una opción es que Maduro intensifique la represión, que ya es bastante severa”, afirma Michael Shifter, de Diálogo Interamericano. Pero advierte que la situación se puede salir de las manos si oficiales se niegan a ejecutar esas órdenes. Lo que provocaría división.

Una detención de Guaidó no parece inminente, ante la advertencia estadounidense de que este sería el “último error de la dictadura”. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories