Colegio Alemán Humboldt ganó la primera Olimpiada de Matemática de Bachillerato Internacional

Para María Leonor Gavilanes, estudiante de tercero de bachillerato del Alemán Humboldt, durante meses los días de la semana no eran diferentes así se tratara de sábado o domingo, todos los pasaba estudiando para las pruebas de Bachillerato Internacional que rindió en noviembre del 2018.

Esta preparación le sirvió como entrenamiento para su participación en la primera edición de la Olimpiada de Matemáticas BI, en la que junto con sus compañeros Kevin León y Daniela Dassum, también de tercero de bachillerato, se llevaron el primer lugar.

El segundo lugar fue para el Nuevo Mundo y el tercero para el Americano, de Quito.

La Asociación Ecuatoriana de Colegios de Bachillerato Internacional (Aseccbi) organizó esta olimpiada nacional. Hubo dos fases, la primera fue la eliminatoria, que se realizó a finales de noviembre tanto en Guayaquil, donde participaron nueve colegios, como en Quito, donde compitieron 26 instituciones. La segunda fase fue la final, que se realizó a mediados de diciembre, en el Americano, en la que participaron seis colegios que pasaron la etapa de eliminación.

El formato de la competencia fue diferente al que regularmente tienen estas olimpiadas, explica el director del Área de Matemáticas del Alemán, César Crespo. “El sistema fue 70-30, es decir, el 70% fueron contenidos del pénsum que maneja el BI y el 30% eran contenidos estándares que se aplican en olimpiadas de matemáticas”.

Incluso el desarrollo de la competencia final tuvo otra organización ya que cada grupo finalista, integrado por tres estudiantes por institución, tuvo que resolver ejercicios de manera simultánea dentro de un tiempo establecido.

César Crespo, director del club de matemáticas del Alemán, explica que no fue necesario un entrenamiento extra porque con la participación en el club los estudiantes ya contaban con los conocimientos necesarios para la competencia. “El colegio mantiene un estilo de enseñanza que apuesta por la autonomía en los chicos, ellos mismos son gestores de sus conocimientos, el docente les da las bases y ellos investigan, resuelven, intentan, y el profesor despeja sus dudas durante ese proceso, entonces apegados a esta filosofía fueron ellos mismos los que se entrenaron para las olimpiadas”, concluye.

La idea es replicar la olimpiada cada año considerando específicamente a estudiantes de primero y segundo de bachillerato que pertenezcan a instituciones con Bachillerato Internacional. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories