Presidente de Colombia nombra comisión para revisar procedimientos de las fuerzas armadas

Bogotá –

El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció el viernes que conformó una comisión independiente para revisar los manuales y protocolos operacionales de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional, que deberá certificar si respetan las normas de derechos humanos y de Derecho Internacional Humanitario.

La decisión del mandatario se produjo casi una semana después de que el diario estadounidense New York Times dijo en un informe que el comandante del Ejército colombiano ordenó duplicar el número de muertes en combate, capturas y rendiciones de guerrilleros y criminales, aumentando los riesgos para la población civil, versión que fue negada por los militares.

“He decidido conformar una Comisión Presidencial independiente, que haga un análisis riguroso de todas las órdenes, manuales y documentos operacionales”, dijo el presidente en un acto de gobierno.

Periodista se siente amenazado

El periodista del diario estadounidense The New York Times Nicholas Casey salió la semana anterior de Colombia tras recibir “acusaciones falsas” del oficialismo, por una publicación que compromete a las fuerzas militares.

“He tomado la medida de mantenerme fuera del país por las acusaciones falsas que fueron lanzadas en Twitter por (la senadora oficialista) María Fernanda Cabal y replicadas por varios políticos en las últimas 24 horas”, señaló Casey en un mensaje enviado a la prensa.

En el reportaje “Las órdenes de letalidad del ejército colombiano ponen en riesgo a los civiles, según oficiales” publicado el sábado, el periodista denunció que el ejército colombiano estaba exigiendo a sus tropas “duplicar” las bajas y capturas en combate, sin pedirles “perfección” ni total “exactitud” al “ejecutar ataques letales”.

Violaciones a derechos humanos

Unos 400.000 efectivos de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional combaten a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), a las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que rechazaron un acuerdo de paz firmado en 2016 y a bandas criminales formadas por exparamilitares de ultraderecha.

Efectivos de las Fuerzas Militares han sido acusados en el pasado por organizaciones como Human Rights Watch de violaciones a los derechos humanos y de complicidad con escuadrones paramilitares, grupos ilegales armados que surgieron en la década de 1980 para combatir a la guerrilla izquierdista.

Decenas de militares fueron capturados y sentenciados por violaciones a los derechos humanos.

Duque reiteró que en su gobierno no se tolerarán violaciones a los derechos humanos por parte de efectivos de las Fuerzas Militares y recordó que “quien esté en la Fuerza Pública y cometa un delito y deshonre el uniforme le deberá caer siempre todo el peso de la Ley. En eso no hay duda alguna”.

Pese a que la intensidad del conflicto de más de medio siglo -que ha dejado 260.000 muertos- se redujo tras la firma del acuerdo con las FARC en 2016, otros grupos armados ocuparon el territorio abandonado por la guerrilla para actividades de narcotráfico y minería ilegal. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories