Ecuatoriano gana festival de drones en EE.UU. por segundo año consecutivo

En continentes distintos, y con menos de cinco días entre uno y otro, el ecuatoriano Santiago Uribe recibió dos premios por su video ‘Galápagos – The Enchanted Islands’ realizado con drones.

El pasado 25 de mayo, en Ucrania, el joven de 28 años alcanzó el segundo lugar del Festival Internacional de Artes y Turismo de Kharkiv. El primer lugar fue alcanzado por una producción alemana.

“La verdad es que me siento contento porque quedar en un segundo puesto en Europa es muy bueno. Dejamos en alto al país, la gente vio el video de Ecuador y se enamoró, estoy seguro que a futuro van a planificar visitar el país. De esta forma contribuyo al turismo”, manifiesta.

En la competencia participaron inicialmente 1.276 personas de 102 países del mundo. Para Uribe, precisamente el compartir con otras personas del mundo e intercambiar experiencias, es de lo mejor que le dejó este festival.

Tan solo unos días después, el 29 de mayo último, este talentoso joven consiguió llevarse, por segundo año consecutivo, el primer lugar en el Drone Focus Film Festival de Dakota del Norte, Estados Unidos, en la categoría denominada Landscape. Los paisajes paradisíacos de Galápagos, captados con la habilidad de este joven, fueron premiados con el más alto galardón.

El amor por lo que hace lo llevó, en un inicio, a costear por su cuenta los viajes y la producción de los audiovisuales. Actualmente recibe el apoyo de la Universidad Indoamérica, donde estudia y también trabaja. Esta misma institución financió sus viajes a Dakota del Norte y a Kharkiv.

Pero la ruta para alcanzar estos logros no siempre fue fácil. En Quito, ciudad en la que reside, le robaron su dron mientras realizaba tomas para un video. El aparato cayó, y cuando se acercó al lugar que le mostraba el GPS, ya había desaparecido. Esto ocurrió en enero pasado y retrasó las grabaciones planificadas, entre ellas, la del video sobre Galápagos con el que participó en los concursos internacionales. Afortunadamente sí pudo inscribirse a tiempo y logró competir.

El último inconveniente por el que pasó fue el retraso de la visa para ingresar a Ucrania.

A pocas horas de ya tomar el vuelo que lo llevaba de Madrid a Kiev, el cónsul de Ucrania en la capital española tuvo que facilitarle el documento, después de varias gestiones del joven ecuatoriano y hasta de los organizadores del evento. Una anécdota que ahora recuerda con tranquilidad, aunque señala que fueron momentos llenos de tensión. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories