Otras voces sindicales respaldan propuesta de reformas laborales

Quito –

Las organizaciones de trabajadores se muestran divididas en torno a las reformas laborales que fueron aprobadas en el seno del Consejo de Trabajo y Salarios. Ayer tres organizaciones, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Federación de Trabajadores Públicos y Privados del Ecuador (FTPPE) y el Comité de Empresa Único de los Trabajadores del Ministerio de Educación, cuyos representantes son parte del Consejo Nacional de Salarios, mostraron su apoyo total a las reformas laborales.

Estas tienen que ver con crear una jornada especial de 40 horas que puede repartirse entre seis días por seis y hasta 12 horas diarias; un contrato de emprendimiento que puede durar hasta tres años y la reducción de recargos para contratos eventuales y ocasionales.

Ayer, en rueda de prensa, pidieron al Gobierno que se las envíe de manera pronta, con carácter de económico urgente. Según comentaron, lo que buscan es generar las herramientas necesarias para que haya mayores puestos de trabajo en el Ecuador.

De acuerdo con Cristóbal Buendía, procurador jurídico de la Federación de Trabajadores, lo que se ha planteado no es la precarización sino “una modernización del criterio de jornada laboral”.

Consideró que el bien más preciado de una persona es su tiempo y con este tipo de herramientas pueden dedicar más tiempo a temas de su interés, su casa o emprendimientos.

También destacó que estos cambios serán posibles con el acuerdo del trabajador y del empleador.

Por su parte Richard Gómez, de la CUT, explicó que para quienes tienen sus contratos fijos de 40 horas nadie se los va a quitar. Tanto porque la ley no es retroactiva como porque existen ciertos candados incorporados en las reformas: el acuerdo previo y la revisión del ministerio a dicho acuerdo.

La posición de estos sectores de los trabajadores dista totalmente de la de los representantes del Frente Unitario de Trabajadores (FUT). Ellos, en cambio, han indicado que las reformas afectarían sus derechos y como protesta han convocado para el 6 de junio a una marcha.

El FUT aglutina a las cuatro centrales sindicales más grandes del país (Cedocut, CTE, UGTE y Ceosl).

Ayer, Mesías Tatamuez, su presidente, ratificó que no se puede realizar una reforma que viene desde un solo lado, el empresarial. Dijo que se está presionando al Gobierno para entregarlas con carácter económico urgente, lo cual no tiene que ver con prácticas de diálogo o de consenso. “No queremos que se imponga”, dijo.

Para Tatamuez, no es que solo quieren defender a los empleados con trabajo, sino que están preocupados de la calidad del empleo que se cree para quienes no lo tienen.

Sobre el dirigente Édgar Sarango, de la CTE, que estuvo de acuerdo con las reformas y las aprobó como parte del FUT, Tatamuez dijo que deberá responder a su organización.

Entre tanto, el colectivo #Y si te pasa a ti, que no es parte del Consejo pero que ganó notoriedad por su lucha por la eliminación del techo de las utilidades, rechazó varias de las propuestas de reforma laboral.

Indicó no estar de acuerdo con una jornada que podría ser de hasta 12 horas, y que los fines de semana, las noches y feriados no pueden ser considerados dentro de las 40 horas de trabajo. También mencionaron que de acuerdo a la Constitución los derechos de los trabajadores son irrenunciables.

De acuerdo con el presidente de la Asamblea, César Litardo, el próximo martes se podría definir la elección de autoridades de la Comisión de los Trabajadores, que será la encargada de tratar las reformas laborales que entregaría el Gobierno en pocas semanas. 

Posturas

Richard Gómez, de la CUT, criticó supuestas “prácticas del sindicalismo viejo”, de querer confundir diciendo que se va a afectar a los trabajadores. Dijo que esos dirigentes no trabajan, sino que viven del sindicalismo.

Mesías Tatamuez, del FUT, ratificó su rechazo a los cambios. Dijo que él no contesta a quienes antes estuvieron con Rafael Correa y ahora siguen a Lenín Moreno.

Grupos

El Comité de Empresa de los Trabajadores del Ministerio de Educación aglutina a 23 con 8.000 trabajadores. Edwin Salazar es el secretario general. El ente es reconocido por acuerdo ministerial 248 del 23 de diciembre de 2010 del Ministerio del Trabajo.

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) se adjudica la representación de un millón de trabajadores de organizaciones de choferes, transportistas, tricimoteros, artesanos, eléctricos, petroleros, trabajadoras sexuales. Su presidente es Richard Gómez. 

La Federación Nacional de Trabajadores Públicos y Privados del Ecuador aglutinan a 12 organizaciones con 12.000 trabajadores. Iván Peñaranda es su presidente y Cristóbal Buendía, procurador jurídico. Obtuvo personería jurídica en 2016. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories