Quito está construido sobre una falla geológica activa; Instituto Geofísico recomienda precaución y reitera que sismos no se pueden predecir

La sucesión de al menos 18 sismos en una tarde en Quito motivó a los expertos del Instituto Geofísico (IG) a aconsejar, mediante redes sociales, a los quiteños que deben mantenerse alerta a la posibilidad de un movimiento tectónico mayor.

Los movimientos tectónicos de esta semana fueron atribuidos a la falla de Quito, una fractura de 60 kilómetros que está en la corteza terrestre y que se asienta justo bajo la capital de Ecuador.

Con la advertencia de que los sismos no se pueden predecir, en su cuenta de Twitter los expertos del IG insisten en que siempre es mejor estar alerta, porque la capital ecuatoriana está asentada en una falla de 60 kilómetros de longitud que podría devenir en un movimiento sísmico de al menos 7 grados de magnitud.

Probable magnitud de sismo

En su tuit: ¿Cuál es la magnitud máxima de un sismo de la falla de Quito? Según varios estudios científicos la falla de Quito puede producir sismos de hasta M7.0, los cuales pueden ser muy destructivos. Y adjuntan un link https://doi.org/10.1785/0220140036, en el que refieren a un estudio realizado por varios investigadores, entre ellos los exdirectores del organismo, Hugo Yepes y Alexandra Alvarado.

Esta investigación, que requiere pago para consultar, dice en su prólogo: “El presente estudio se enfoca en estimar el riesgo sísmico probabilístico para la ciudad capital de Ecuador, Quito, cuya población actualmente supera los 2 millones de habitantes en la actualidad. Quito se encuentra a 2800 metros sobre el nivel del mar dentro de la Depresión Interandeana, delimitada por la línea ecuatorial hacia el norte, en un ambiente propenso a terremotos (Chatelain et al., 1999; Fig. 1). La ciudad y sus suburbios se han desarrollado en una cuenca de piggy-back en el muro colgante de un sistema de falla inversa (Fig. 2) que ha sido reconocido como sísmicamente activo en historia, geomorfología, geología y geodésica…”

En la evaluación del enjambre sísmico del 28 de mayo, Alvarado explicó que “por estudios sabemos que esta falla es perfectamente capaz de producir sismos superiores a 6 grados de magnitud. Es muy poderoso y podría crear daños en la ciudad”. Amenaza de la falla es alta, expresó Alvarado.

¿Qué hacer durante un enjambre sísmico?

El IG aconseja poner en práctica su plan de emergencia familiar, conocer los sitios seguros más cercanos, estar preparados con la mochila de emergencia y estar atentos a las fuentes oficiales de información.

¿Son frecuentes los enjambres sísmicos?

Muy frecuentes en Ecuador (varios por año) y muy diversos, señala el IG, tanto en sus ubicaciones como en sus características. En Quito hubo varios enjambres y sismos importantes con réplicas en las últimas décadas.

El enjambre del 28 de mayo, ¿dónde sucedió?

La localización de los sismos está sobre la falla de Quito y su mecanismo de ruptura es inverso, es decir el bloque occidental (Quito) está subiendo sobre el bloque oriental (los Valles).

¿Qué es la falla geológica de Quito?

Esta fractura de 60 kilómetros se caracteriza por hacer que la zona donde está la ciudad se levante sobre los valles de Los Chillos y de Tumbaco, al ser como un plano sobre el cual se mueven grandes bloques.

Riesgo latente

La amenaza está ahí, la ciudad es muy vulnerable, recalcó Hugo Yepes esta misma semana en una entrevista con Teleamazonas, ahí recordó que Quito sube, mientras la falla va haciendo descender los valles, ya que el bloque occidental (Quito) está subiendo sobre el bloque oriental (los Valles).

Los sismos en Quito se deben a un proceso de subducción, es decir, el lapso en el que una placa se hunde bajo otra.

“Quito tradicional está directamente sobre una falla inversa que está deformando todo, Quito sube y ha ganado 400 metros sobre el nivel del Valle de Los Chillos, por eso bajamos a Sangolquí, a  Tumbaco, porque estamos descendiendo la falla, por eso bajamos a Calderón, para ir a Alóag bajamos la rampa de la falla. Esto se va acumulando permanentemente porque la Placa de Nazca empuja a la Placa Sudamericana, ha sucedido los últimos millones de años, los cuales se transfieren 5 milímetros a la falla de Quito, y está la energía ahí acumulada, por lo tanto la amenaza está ahí. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories