Cuatro cantones de Tungurahua sin una solución para botaderos

Ambato –

Uno de los objetivos para la conformación de la mancomunidad del frente sur occidental entre Mocha, Tisaleo, Quero y Cevallos fue ejecutar un relleno sanitario que sirva para la disposición final de la basura de estos cantones, pero este no se concretó porque cuando se quiso implementarlo en la parroquia Pinguilí hace casi dos años, la  población se opuso.

Ramón Coba, presidente de la junta parroquial  Pinguilí, cantón Mocha, recordó que toda la comunidad se negó a que se instale en el sector el relleno sanitario de la mancomunidad, porque  generaría mucha contaminación, proliferación de moscas y roedores.

En Tisaleo,  Jaime Sánchez, presidente del barrio Palahua, donde está el botadero del lugar,  solicitó que se lo cierre en un año como máximo.  El botadero está cerca de una quebrada.  “Más de veinte años hemos soportado malos olores, así como presencia de ratas y moscas”, señaló el dirigente y añadió que con el nuevo alcalde, Víctor Zumba, ha mejorado un poco la disposición final de la basura, porque  hay maquinaria  para tapar los desechos, pero también  se hizo un compromiso para depositar por  un año más  ahí  los desechos. 

También quienes viven cerca del botadero de Cevallos, en el barrio Manantial, se quejan porque este ha colapsado.

Luis Barona, alcalde de Cevallos, reconoció que todo es por  falta de responsabilidad de las anteriores administraciones. Dijo que el botadero  aún tiene  un pequeño espacio que se debe completar para cumplir con el cierre técnico exigido por el MAE y que  podría ser en un año o año y medio. 

“Estamos preocupados y desesperados porque va a llegar el momento que se cubra la cota que nos permite el MAE y ya no tenemos a dónde llevar los desechos”, aseveró Barona y añadió que para el nuevo relleno están designados los recursos, pero que no puede precisar en dónde para evitar conflictos.

En tanto, en el botadero de Quero, en el barrio Concepción,  que tiene 30 años, no solo los afectados son las familias del cantón sino también los del barrio Querochaca de Cevallos, porque están al frente.

José Morales, alcalde  de Quero,  dijo  que aún se puede utilizar entre seis meses a un año, que en ese tiempo se harán los estudios, para lo cual hay cuatro alternativas. Que hay una partida de $ 60.000 incluso para la compra del terreno.

El coordinador zonal del MAE, Diego Bastidas, dijo que estos municipios ya sobrepasaron la vida útil de los rellenos sanitarios y que deberían estar en una etapa de cierre. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories