Disturbios entre manifestantes y policías tras desfile del 14 de julio

París –

Manifestantes que decían formar parte de los ‘chalecos amarillos’ y también agitadores se enfrentaron este domingo en los Campos Elíseos de París a las fuerzas del orden, tras concluir el desfile militar de la fiesta nacional francesa, constataron periodistas de la AFP.

Los manifestantes, que no llevaban sus chalecos fosforecentes, ocuparon la parte superior de la avenida abierta al público después del desfile, y derribaron las barreras metálicas que habían sido utilizadas para delimitar el desplazamiento de los espectadores durante la parada militar. Varias papeleras ardieron. 

Las fuerzas de seguridad lanzaron en varias ocasiones gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, entre turistas y curiosos que se encontraban en la famosa avenida parisina. Algunos de los agitadores llevaban los rostros cubiertos con pañuelos, máscaras o capuchas.

Un total de 152 personas fueron detenidas al margen del desfile militar, antes de estos incidentes, anunció a la AFP la Prefectura de policía.

Es la primera vez desde el 16 de marzo que los ‘chalecos amarillos’ volvieron a manifestarse en los Campos Elíseos. Entonces se produjo un nuevo auge de violencia de este movimiento social de protesta, iniciado en noviembre a raíz de un proyecto para aumentar el precio de los combustibles.

Desfile del Día de la Bastilla

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, encabezó este domingo la celebración anual del Día de la Bastilla, en la que destacó un soldado que flotaba por el aire en una tabla especial.

Aunque la celebración incluyó más de 4.000 elementos de las fuerzas armadas, 69 aviones y 39 helicópteros, lo que más cautivó a los espectadores fue el hombre en la tabla, creada por el excampeón de esquí acuático Franky Zapata.

El desfile de este año destacó la cooperación militar de Europa. Las banderas de los 10 países que forman parte de la Iniciativa de Intervención Europea, un pacto militar creado el año pasado, encabezaron el desfile que recorrió la avenida parisina de los Campos Elíseos.

En el desfile del Día de la Bastilla de 2017, el presidente estadounidense Donald Trump, quien era invitado de honor, quedó tan impresionado de lo que había visto que ordenó un desfile militar en Washington para las celebraciones del Día de la Independencia de Estados Unidos.

Más tarde, Macron será el anfitrión de un almuerzo en el Palacio del Elíseo con otros mandatarios europeos, incluida la canciller alemana Angela Merkel. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories