Exfuncionarios del correísmo niegan haber recibido dineros relacionados a trama de sobornos

Que el documento es falso, que solo son iniciales y no existe el nombre de la asambleísta Soledad Buendía, que no conocen a Laura Terán y que no recibieron dinero de ella, fueron las frases que utilizaron la tarde de este lunes la legisladora de la Revolución Ciudadana Soledad Buendía y el exconsejero de Participación Ciudadana Edwin Jarrín, luego de rendir versión en el caso Sobornos.

Buendía y Jarrín fueron los únicos convocados por la fiscal general Diana Salazar que llegaron a rendir versión. Quienes no llegaron fueron Rafael Córdova, Zhu Xiaohua, Wo Yu y la también legisladora del correísmo Doris Soliz. Esta última presentó un escrito en el que alegó que por motivos personales no pudo llegar a la diligencia.

A su salida y sin contestar preguntas, Buendía dijo: “En ese supuesto Excel no se encuentra mi nombre, sino una inicial. No conozco a Laura Terán y no he recibido ningún dinero por parte de ella”. 

Mientras que su esposo y exfuncionario del Gobierno de Rafael Correa señaló: “A mi no me han dado dinero absolutamente para nada. Yo no he recibido dinero como se afirma en el documento supuestamente elaborado por Laura Terán”.

Según Jarrín, en los días que se dice que se le habría entregado dinero, se dio un evento en el Palacio de Cristal, en Quito. El evento trataba sobre transparencia y, dijo, en el mismo estaban presentes decenas de jueces, fiscales, defensores públicos y auditores de Contraloría. El evento se habría dado el 2 de mayo de 2011. 

Sobre la existencia de un sistema de cobros a contratistas para pagos de gastos de Alianza País, Jarrín dijo no conocer nada sobre el caso. “Considero que el documento es falso, pues no cuadran ni siquiera las fechas”.

La defensa legal de ambos, el también exlegislador del Movimiento Alianza País, Gabriel Rivera, asegura que no existe ningún elemento que pueda originar algún nexo con el cometimiento de un delito. La versión de Buendía duró poco más de 40 minutos y un tiempo parecido tomó la versión de Jarrín.

Para él lo único que tiene la Fiscalía, en el caso de Buendía son unas iniciales, y en el caso de Jarrín una hoja de Excel que hacen referencia a él, pero no hay una factura, transferencia, depósito o cheque que diga que cometió el delito que se investiga.

“En América Latina, en muchos países, incluido el Ecuador, existe claramente persecución política, existe claramente un direccionamiento en las investigaciones fiscales y eso tendrá que ser históricamente aclarado”, aclaró Rivera.

En un documento denominado Anticipos recuperado de la computadora personal de Laura Terán, quien es una de las cuatro procesadas en este caso, aparece dos veces el nombre de Edwin Jarrín. Ahí por dos ocasiones se señala: Doris Soliz. Entregado a Edwin Jarrín para brigadas en Quito. La primera entrega de $10.000 es del 27 abril de 2011 y la segunda, por la misma cantidad, es del 3 de mayo de 2011.

En cambio, en otro cuadro se mira: S. Buendía. $9.160. Bandereo 6 de Diciembre de fecha 12 de septiembre de 2012. El registro es parte de uno de los documentos titulados Egresos en efectivo. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories