Cinco alumnas de plantel manabita fueron a hospitales, tras consumir unas grosellas que les regalaron

Jaramijó –

Tras recibir grosellas de parte de un joven aún no identificado, cinco estudiantes de un plantel de Jaramijó presentaron fuertes dolores estomacales y de cabeza. Aquello generó preocupación entre sus familiares, quienes esta madrugada las llevaron a diferentes hospitales de Manta ante los dolores persistentes. 

Virginia Arcentales, madre de Mishell A., una de las cinco afectadas, contó que el incidente se registró pasadas las 16:00 del ayer, cuando su hija y otras cuatro estudiantes se dirigieron hacia la parte posterior del plantel. Ahí supuestamente un joven les regaló una funda de grosellas. El contenido tenía un polvo y ellas habrían asumido que era sal.

“Apenas comieron unas  grosellas comenzaron a desmayarse y otras a vomitar. Mi hija empezó con dolor de cabeza y de barriga”, indicó Arcentales. Cuando ocurrió aquello las alumnas estaban en el recreo.

La madre agregó que anoche el plantel les notificó del incidente. También comentó que no pudieron ubicar al joven que les dio la funda de grosellas, pues este ya se había ido.

A las afectadas les iban a realizar exámenes para verificar sus condiciones de salud, expresaron sus familiares. Estas pruebas médicas se las harían en el centro de salud de Santa Martha. Hasta eso eran hidratadas, se dijo. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories