Euros en efectivo, la nueva fórmula en Venezuela para saltar las sanciones de Estados Unidos

Caracas –

Desde supermercados de Caracas hasta comercios electrónicos en la ciudad central de Maracay, los venezolanos están comenzando a aceptar el pago con euros en efectivo, en medio de una profunda crisis que acentúa la hiperinflación del país.

Las crecientes sanciones de Estados Unidos y el mayor escrutinio de los bancos mundiales han llevado al gobierno de Venezuela y la estatal petrolera PDVSA a empezar a pagar a algunos proveedores y contratistas con euros en efectivo, lo que multiplicó los billetes europeos que circulan en las calles.

Nueve fuentes con conocimiento de las transacciones dijeron que los pagos con euros en efectivo empezaron hace cuatro meses, reemplazando los que solían hacerse vía transferencias bancarias electrónicas en bolívares o en divisas.

Antes de la llegada de los euros, la inflación descontrolada llevó al gobierno socialista a relajar las restricciones para el uso de moneda extranjera y desde el año pasado fluyen los dólares en efectivo en tiendas de alimentos o restaurantes.

Los dólares aún son más comunes en las calles que los euros, pero los comerciantes ahora están dispuestos a recibir cualquiera de los dos monedas en efectivo por los productos que ofrecen. Pero en cualquier caso, el precio es el mismo, ignorando el mayor valor del euro en mercados internacionales.

“Así es como funciona aquí”, dijo Oscar Ramírez, un comerciante de teléfonos móviles en el centro comercial City Market al este de Caracas, cuando repitió que mantenía el mismo precio en ambas monedas.

El uso de euros es el nuevo recurso que usan los venezolanos en una economía afectada por una inflación que llegó a superar el 1.000.000% anual%, una recesión que lleva más de cinco años y las sanciones estadounidenses, destinadas a presionar al presidente Nicolás Maduro para que renuncie.

Transacciones en moneda europea

Una compañía constructora recibió este año por primera vez un pago con euros en efectivo por sus servicios en un campo petrolero, dijo una fuente conocedora de la operación. La empresa recibía antes los pagos en cuentas bancarias locales.

“Hemos aceptado los euros en efectivo porque es la manera de poder cobrar por el trabajo”, agregó la fuente que ha trabajado para PDVSA y que pidió permanecer en el anonimato. La constructora luego usó el efectivo en euros para cubrir gastos locales en lubricantes y repuestos de maquinarias, señaló.

En julio, el Instituto del Seguro Social de Venezuela, que es responsable de proporcionar medicamentos a la red de salud pública, pagó a un proveedor de vacunas en euros en efectivo dada su dificultad para procesar pagos electrónicos debido a sanciones, dijo una fuente familiarizada con la transacción. El ente público no respondió a una solicitud de más información.

Quienes reciben los euros en efectivo pagan a otros y así permean los billetes en la economía. Las fuentes que confirmaron el pago en euros en efectivo incluyen a tres personas del sector petrolero, dos legisladores, dos del sector financiero, una del sector de la construcción y un consultor.

Así fue como un comerciante de aparatos electrónicos en Maracay, una ciudad en el centro del país, dijo bajo anonimato que en agosto por primera vez recibió 300 euros en efectivo por la venta de un equipo de audio. “Preferí cambiar los euros por 300 dólares, porque es más comercial”, agregó.

En varios supermercados de Caracas las cajeras ya reciben a diario pagos en billetes de euros y dólares, según testigos de Reuters. Y algunas industrias de alimentos han recibido ofertas de entes públicos para comprar en efectivo productos que sirven para un programa de subsidios de comida.

Sobrevivir a las sanciones

El uso de efectivo es un mecanismo de subsistencia típico bajo sanciones financieras que han usado países como Irán y lo más probable es que este mecanismo se masifique en lo que resta del año, dijo un asesor de empresas privadas conocedor de estas prácticas que pidió mantener su nombre en reserva.

Ni el Ministerio de Información de Venezuela ni PDVSA respondieron a las solicitudes de comentarios sobre el uso de euros.

Washington impuso en 2017 un conjunto de sanciones que impide a entidades del gobierno venezolano utilizar el sistema financiero estadounidense para elevar su endeudamiento. En enero de este año, la administración de Donald Trump impuso más medidas a PDVSA que restringieron las compras de petróleo venezolano y en abril entró en vigencia una provisión que impide a bancos norteamericanos hacer transacciones con la petrolera.

Por precaución, algunas instituciones financieras globales dudan en realizar operaciones con entidades venezolanas que no están explícitamente fuera del marco de las sanciones, dijeron las fuentes.

Además del banco central, PDVSA maneja euros en efectivo. Tres fuentes del sector petrolero dijeron que la estatal ha cobrado en euros en efectivo algunos cargamentos de crudo exportado, en varios casos a través de intermediarios. La manera en la que llegan esos billetes al país no está aún precisada.

Empresas que han recibido pagos en euros del gobierno los han utilizado, además para cancelar bonificaciones a los trabajadores, ayudándoles a protegerse contra la inflación. Incluso funcionarios públicos han recibido bonos en euros, señalaron dos fuentes.

“Parece que tienen un flujo importante de euros en efectivo a movilizar”, dijo bajo anonimato un banquero que recibe remesas del Banco Central semanalmente para venderlas a clientes.

Una de las fuentes del sector petrolero dijo que varias de las firmas que aceptaron euros en efectivo habían prestado servicios a PDVSA por menos de un año, y algunas de ellas habían subcontratado servicios de otras con más experiencia. Agregó que la práctica se limitaba a campos que PDVSA operaba sola, no a los que tiene en empresas conjuntas con firmas extranjeras como Chevron y CNPC. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories