Seis presuntos piratas detenidos en Santa Elena durante operativo en alta mar

Seis presuntos piratas fueron detenidos la mañana de este jueves a ocho millas de las costas de Engunga, en la parroquia Chanduy, provincia de Santa Elena, durante un operativo realizado por guardacostas que recibieron la alerta de un pescador, quien habría informado que varios sujetos atracaban en esta zona.

Según René Garzón, capitán del puerto de Salinas, cuando llegó la patrulla al lugar se halló la embarcación ‘Johsué y Leandro‘ en la que estaban tres menores de edad. Se hizo un abordaje al barco y allí se encontró a tres sujetos junto al capitán.

Según un comunicado de la Armada, los tripulantes estaban asustados e indicaron que se subieron a robar. Agregó que los presuntos asaltantes habrían lanzado las armas al mar tras ser descubiertos.

Los detenidos, oriundos de Posorja, fueron identificados como Segundo Felix A.B., de 28 años, Jordan Misael P.A. (20), Jairo Armando N.C. (18) y los adolescentes Juan Carlos Q.R. (17), Moisés Ramón V.G. (16), y Jeremi Josué V.V. 

Queman embarcación

Fueron llevados al Retén Naval del Puerto de Chanduy, donde más de 150 pescadores exigieron que se les deje ver el rostro para reconocerlos. Uno de los manifestantes indicó que estos eran los mismos que lo atracaron hace varias semanas. 

Luego de que los detenidos fueron llevados a la Fiscalía del cantón Santa Elena, un grupo de pobladores que no está identificado lanzó gasolina y quemó la embarcación en la que andaban los supuestos piratas. La lancha quedó cerca de la orilla con el motor carbonizado y con daños en el 90% de la misma.

Pescadores de Chanduy, Anconcito y de Santa Rosa llegaron a las inmediaciones de la Fiscalía en donde los sujetos rindieron sus versiones. 

Más de 20 agentes policiales custodiaron el predio de la institución para evitar otros desmanes; y se pidió la colaboración de las Fuerzas Armadas.

En rueda de prensa, Garzón informó que la fibra quemada no tenía la documentación en regla.

Los familiares de los detenidos, que llegaron desde Posorja, negaron que ellos sean delincuentes y que los pretendan procesar por este hecho. “Mi hijo no es pirata, todo mundo lo conoce que trabaja”, dijo la madre de Moisés Ramón V.G..

David Solórzano, propietario de la embarcación incinerada, señaló que los aprehendidos trabajan para él. “Son pescadores, no les han encontrado ningún alfiler”, dijo.

Indicó que demandará a los implicados porque ha perdido cerca de 15 mil dólares por los daños a la embarcación y al motor que era nuevo. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories