Un policía y tres internos heridos en otro motín en cárcel de Turi

Cuenca –

Actualizado a las 20:00

Un policía acuchillado con un arma blanca de fabricación artesanal, tres internos heridos, destrucción total del policlínico del Ministerio de Salud y alrededor de 125 cámaras de seguridad averiadas, fue el resultado del amotinamiento ocurrido la mañana de este domingo en el Centro de Rehabilitación Social (CRS) de Turi.

El problema inició, según las autoridades, porque un interno salió a recibir una visita íntima en lugar de otro. El gobernador encargado del Azuay, Xavier Martínez,  comentó que al descubrir la falta del privado de la libertad la decisión de las autoridades fue sancionarlo. Esta información llegó a conocimiento de otros internos del pabellón de mediana seguridad JB, que iniciaron la revuelta. 

Tomaron por rehén a un policía que investigaba el caso al interior de los pabellones y trataron de negociar su libertad. Esto mientras otros vulneraron la seguridad de las puertas que acceden a las garitas hasta llegar al techo y destruir varias cámaras de videovigilancia.

A uno de los reos se lo procesará por el presunto delito de suplantación de identidad y a otros por destrucción de bienes públicos, estos últimos fueron captados desde la central de monitoreo.

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI), indicó en su cuenta de Twitter que el amotinamiento había sido controlado por Agentes de Seguridad Penitenciaria y miembros de la Policía Nacional. 

Las visitas y el ingreso de personas particulares fueron suspendidos por el motín. 

El hecho inició cerca de las 10:00 y el operativo terminó alrededor del mediodía. Para restablecer el orden se utilizó gas lacrimógeno lo que causó asfixia en algunos reos y también se sobrevoló el sitio con el helicóptero de la Policía para evitar una posible fuga, esto porque, según Martínez, los privados de la libertad escaparon de los pabellones hasta llegar al perímetro interno del centro carcelario. 

Por los daños causados, Martínez informó que la atención médica en el CRS está suspendida hasta que se puedan recuperar los objetos e insumos que se utilizaban para atenderlos, pues todos fueron destruidos por ellos mismos.

Hasta la noche de este domingo no se pudo cuantificar el monto de los daños, pues además de la destrucción del mobiliario hubo robo de algunos artículos metálicos que se presume podrían utilizarse para fabricar más cuchillos de manera artesanal. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories