Procesados en caso Sobornos 2012 – 2016 a la espera de testimonio anticipado de José Santos

Quito –

El peso de confirmar qué había en los sobres supuestamente entregados a la exasesora del presidente Rafael Correa, Pamela Martínez, y quienes eran los beneficiarios últimos de los recursos en efectivo, pasó del exgerente financiero de Odebrecht, Geraldo de Souza, a su exjefe y exdirector de Odebrecht para Ecuador, José Santos, una vez que ayer la jueza Daniella Camacho decidió no dar paso al testimonio anticipado de De Souza.

Hoy, dentro del caso Sobornos 2012-2016, Santos rendirá su testimonio anticipado y cerrará una semana en la que también rindieron sus testimonios Martínez y la exasistente de Presidencia, Laura Terán. La jueza Camacho aseguró que el testimonio de Santos si se dará, pues él si “está privado de la libertad y tiene la calidad de testigo protegido”  

Santos fue mencionado en el testimonio anticipado de Laura Terán cuando dijo que ella lo había visto en un par de ocasiones junto a Geraldo de Souza cuando este último le fue a dejar unos sobres con dinero en su oficina. 

Según Martínez, ella entregó en efectivo $500.000 que provenían de sobres entregados por Odebrechta a Alexis Mera y a la entonces candidata a la alcaldía de Guayaquil, Viviana Bonilla. Además, otros $300.000, que provenían de Odebrecht y Equitesa, también habrían sido entregados a la entonces ministra de Transporte, María Duarte.

El mismo De Souza en su versión en este caso señaló que él entregó por varias ocasiones sobres a Martínez y que lo hizo por orden de su jefe: José Santos. 

Pero Santos ya había hablado de información que ahora está siendo investigada en el caso Sobornos. Lo hizo el 27 de septiembre de 2017, en la Corte Nacional de Justicia en su testimonio anticipado  en el caso por asociación ilícita relacionada a Odebrecht y en la que fue sentenciado el exvicepresidente Jorge Glas a seis años de cárcel.

José Santos y su abogado, Emiliano Donoso, se presentaran a la diligencia mediante videoconferencia desde el Consulado de Ecuador en Sao Paulo, Brasil.  

En esta ocasión la fiscal general Diana Salazar ya se encuentra en el octavo piso de la Corte Nacional de Justicia (CNJ). Ayer en la diligencia de testimonio anticipado que no se realizó de De Souza participó el fiscal subrogante Wilson Toainga.

Al momento los funcionarios de sistema de la CNJ realizan las verificaciones de la conexión vía internet que se realizará con Brasil. En la sala ya se ubican de a poco los abogados de los 26 procesados y los representantes de la Procuraduría, a la espera de que la jueza Camacho instale e inicie la audiencia.

Los problemas técnicos, en este instante, impiden tener una conexión con el Consulado de Ecuador en Sao Paulo, Brasil, y la jueza Daniella Camacho da un receso hasta las 10:00 para que inicie la diligencia de testimonio anticipado.(I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories