Se cumplen las últimas diligencias del caso Sobornos 2012-2016 luego del cierre de la instrucción fiscal

Quito –

Con la inasistencia del empresario Alonso Guerrero a la ampliación de la versión solicitada por la Fiscalía y la presentación para rendir versión de la exfuncionaria de la Presidencia Francoise Villalba, continuó el primer día de diligencias en el caso Sobornos 2012-2016, luego de que la fiscal Diana Salazar, decidió que la instrucción fiscal en la causa había concluido.

Ayer varios abogados de los 26 vinculados ingresaron a la Fiscalía para hacer revisión del expediente, el cual contaría con cerca de 600 cuerpos.

En el último impulso emitido dentro del caso, Salazar –además de versiones de Guerrero y Villalba– pide que en diez días el Servicio Nacional de Contratación Pública entregue la certificación de 164 contratos entre el Ministerio de Transporte, la Secretaría del Agua, Celec y Petroecuador y empresas privadas investigadas.

El cierre de la instrucción fiscal ordenado por Salazar 20 días antes del plazo señalado varias veces por la jueza del caso Daniella Camacho aún genera comentarios.

Diego Correa, abogado de la exministra María Duarte, cree que el problema de los plazos de cierre de instrucción nacen en el momento que se decidió acumular el caso inicial en el que estaba Pamela Martínez y Laura Terán, con el segundo en el que eran investigados su cliente y Alexis Mera. Todo este tema, dice Correa, genera inseguridad jurídica que afecta a todas las partes.

A la par, en la Asamblea, Viviana Bonilla (antes AP) advirtió que se sentará un precedente en el caso Sobornos 2012-2016, pues será la primera candidata en la historia que la llamarán a juicio por haber participado en una campaña “sin haber manejado recursos o no haber tenido conocimiento”.

Añadió que en adelante, la Fiscalía tendrá que iniciar un proceso de indagación previa, cuando cualquier enemigo político, de cualquier candidato, asegure sin pruebas que le entregó dinero para la campaña. “En adelante solo bastará que alguien diga que me dio dinero, sin ninguna prueba”.

Ante la negativa para ser acusador particular en el caso Sobornos, el exasambleísta César Montúfar cree que lo que la jueza dice en su resolución es que los ciudadanos no podemos considerarnos víctimas de la corrupción. “Eso es absurdo. Los ciudadanos somos víctimas de la corrupción y por lo tanto podemos presentar una acusación particular”, dijo. (I)

 

Proceso

PROCURADURÍA

Acusación particular

La jueza Daniella Camacho aceptó a trámite solo la acusación particular presentada por la Procuraduría en el caso Sobornos. César Montúfar asegura que Salvador tiene un conflicto de intereses por haber sido abogado de la Refinería del Pacífico y conoce informes relacionados con Odebrecht.

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories