Argentina está pendiente por pago del Fondo Monetario Internacional

Argentina –

Argentina no da pistas de poder superar las crisis pese al multimillonario préstamo que le concedió el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2018, de 57.000 millones de dólares.

Ya ha recibido 44.800 millones, pero hay dudas sobre si tendrá este mes el siguiente desembolso de 5.400 millones.

El ministro de hacienda de Argentina, Hernán Lacunza, viajará a las oficinas del FMI para hacer un seguimiento al préstamo. Esto, ante la preocupación de que por el contexto preelectoral que posiblemente anteceda a la derrota del presidente Mauricio Macri (aliado a los mercados) ante el candidato peronista Alberto Fernández (en dupla con la expresidenta Cristina Kirchner) no se dé o se demore más el desembolso.

Lacunza ya dijo que no hay motivos para que no se haga. Mientras, funcionarios del FMI están haciendo una revisión del desempeño económico de Argentina en el segundo trimestre del año. Los desembolsos generalmente están vinculados a tales revisiones.

Ya en agosto la victoria de Fernández por 15 puntos en las primarias hizo caer los mercados y 25% al peso, debido al temor de un posible regreso de políticas populistas e intervencionistas de la administración de los Kirchner, algo que Fernández dijo que no pasará.

El economista Claudio Loser, exdirector del Departamento del hemisferio Occidental del FMI, ha dicho que si no se da ese desembolso programado “habría una corrida cambiaria mayor de la que hubo”.

En una entrevista con el diario argentino Perfil, este analista dijo que si eso pasa el Gobierno argentino deberá aplicar mayores regulaciones.

La situación económica es grave y ya hay restricciones al acceso a los dólares como respuesta a una caída brusca en las reservas y a una acelerada devaluación del peso que ha golpeado duro a los argentinos.

El ajuste avalado por el FMI para estabilizar la economía aceleró la subida de precios y la pérdida de empleo. La profundización de la contracción económica motivó el triunfo de Fernández, volviendo improbable la reelección de Macri.

El nobel de Economía Paul Krugman acusó a Macri de no paliar drásticamente el déficit fiscal y el de cuenta corriente que recibió en 2015 para evitar el costo político de “grandes recortes presupuestarios”.

La deuda externa, según datos oficiales, pasó de 52,6% del PIB en 2015 a 88,5% en 2019.

“El FMI parece haber pasado por alto las dudas sobre la capacidad de pago de la deuda de Argentina porque miembros clave de su directorio ejecutivo, incluido EE.UU., se enamoraron de Macri”, dijo Benjamin Gedan, director del programa de Argentina en el Wilson Center, quien pese a ello cree que recortes presupuestarios profundos y rápidos podían haber provocado una crisis política.

“El FMI no gira más fondos hasta luego de la presidencial”, opinó en tanto Gabriel Monzón, jefe de la consultora Grupo Latina. “Este será un golpe inesperado para la economía”.

Desde la derrota en las primarias, Macri ha desviado los objetivos fiscales acordados con el FMI al aumentar los pagos de asistencia social y reducir los impuestos sobre la renta y los alimentos.

Un portavoz del Ministerio de Hacienda dijo que la idea de que el FMI no haría el desembolso a tiempo es una ‘conjetura’ de algunos analistas. “Con las medidas cambiarias y financieras que tomamos, no hay una necesidad inmediata de esos fondos”, añadió.

“La Argentina cumplió con las metas fiscales y de cuenta corriente”, confirmó el vocero del FMI, Gerry Rice.

“Creo que (el FMI) va a esperar. El Gobierno sobrecumplió las metas fiscales y monetarias del segundo trimestre, pero eso es una condición necesaria, pero no suficiente para hacer ese desembolso”, dijo Gustavo Neffa, analista económico de Research for Traders en Buenos Aires.

El FMI y la deuda son un tema delicado en este país donde muchos culpan al organismo de ser uno de los causantes de la crisis del 2001, que dejó a millones en la pobreza. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories