Cayó la banda que irrumpió en boda y disparó a invitados en Quito

Quito –

“Mi padre no merecía morir así”, dice Tamara Heredia, hija de Patricio Heredia Heredia, quien falleció la madrugada del domingo cuando celebraba el matrimonio de su sobrina en una casa barrial de La Ecuatoriana, en el sur de Quito.

Tamara solo recuerda algunas partes de lo sucedido. La mayoría de invitados se habrían escondido debajo de las mesas, mientras que otros lanzaban botellas a los cinco hombres armados que habrían entrado para robar el cofre con el regalo económico para los novios.

Ella piensa que esa fue la razón por la que empezaron a disparar y dos balas impactaron en su padre.

La autopsia reveló que los impactos recibidos en la cabeza y en el hombro derecho son de armas distintas.

El sepelio de Heredia se realizará esta tarde, en el cementerio de la parroquia Malchinguí, en el norte de la capital.

En ese caso no solo Heredia murió. Uno de los supuestos asaltantes también falleció, al parecer por las agresiones de los invitados.

Además otras nueve personas, incluidos los novios, resultaron heridas, algunas por los disparos de los antisociales.

Tras el hecho, la Policía comenzó un operativo que permitió la tarde del domingo capturar a cuatro hombres.

Carlos Blanco, jefe de Operaciones del DMQ, señaló que los sujetos fueron detenidos en el sector de Quitumbe tras un allanamiento y que ellos tendrían relación con otros asaltos ocurridos ese mismo día en tres empresas de transporte y en un local comercial.

Se detalló también que los detenidos y el fallecido son ecuatorianos, uno de ellos sería menor de edad (17 años) y los otros tres registran antecedentes penales por robo.

La policía decomisó entre las evidencias cuatro armas de fuego, 73 municiones, 19 celulares (de algunos de los invitados de la boda), un uniforme de las Fuerzas Armadas y elementos sustraídos en los asaltos.

Carlos Cabrera, jefe de la Policía Judicial de Quito, contó que el miembro de la banda que falleció se habría resbalado durante el ataque y habría sido golpeado con botellas por los invitados, mientras que los otros ladrones huyeron haciendo disparos.

Los invitados que resultaron heridos y los novios se recuperan en varios hospitales de Quito. Ellos piden justicia.

En el barrio donde se celebraba el matrimonio aún hay consternación por lo sucedido y piden más control. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories