Estados Unidos brinda apoyo a Arabia Saudita

Arabia Saudita –

El ataque con drones hecho por rebeldes yemeníes a la infraestructura petrolera de Arabia Saudita ha provocado varias preocupaciones.

Arabia Saudita es el mayor exportador mundial de crudo y compite con Rusia por el puesto de segundo mayor productor. Por el hecho redujo un 50% su producción. EE.UU. es el principal productor mundial de petróleo crudo, con un promedio de 12,4 millones de barriles por día, según el último informe semanal de la Administración de Información Energética de Estados (EIA).

Si se cuenta también el petróleo procesado en sus refinerías, EE.UU. suministró en promedio en el 2018 casi 18 millones de barriles de crudo y productos refinados por día.

El precio del petróleo se disparó el lunes tras el ataque contra infraestructuras petroleras sauditas el pasado sábado, pero retrocedió luego por los temores de una escalada militar entre EE.UU. e Irán.

Arabia Saudita tenía 73,1 millones de barriles de petróleo crudo en tres grandes instalaciones de almacenamiento dentro del país hasta inicios de septiembre, de acuerdo con la firma satelital y de análisis de datos Ursa Space.

El reino dijo que podría cumplir con las demandas de sus clientes luego de los ataques del sábado contra su infraestructura petrolera, ya que cuenta con abundantes existencias, aunque algunas de las entregas quedaron suspendidas.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, prometió suministrar petróleo a sus aliados luego de los ataques, que según Washington, fueron apoyados por Irán, país que ha catalogado como ‘inaceptables’ las acusaciones estadounidenses de que es responsable del ataque.

Trump anunció el pasado domingo por la noche que autorizó el uso de reservas estratégicas de crudo de EE.UU. “si es necesario” para compensar la disminución de la producción saudita.

El secretario de la OTAN, Jens Stoltenberg, indicó que la organización estaba “muy preocupada” por el riesgo de escalada de tensiones tras los ataques del fin de semana.

Arabia Saudita e Irán han sido enemigos durante décadas y están luchando una serie de guerras indirectas, incluyendo en la guerra de Yemen.

Otra amenaza -Drone

La amenaza de Donald Trump retoma las mismas palabras usadas en junio después de que acusó a Teherán de derribar un dron de EE.UU., pero en ese episodio Trump decidió “10 minutos antes de lanzar un ataque” no actuar, explicando que quería evitar una decisión desproporcionada con respecto a una acción que no había provocado la muerte de ningún estadounidense. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories