Exfuncionarios de Secretaría Nacional de Comunicación estarían detrás de la filtración de datos

Quito –

La empresa Novaestrat es pequeña. Tiene un patrimonio de $ 400, pero en sus manos están los datos privados de todos los ecuatorianos, incluso de fallecidos. Y lo más grave: hasta hace unos días, la compañía tenía alojada esa información en un servidor que era de fácil acceso para cualquier persona.

La alerta la dieron ayer las plataformas VpnMentor y ZDNet, especializadas en temas informáticos. Según el reporte, Novaestrat había publicado los datos privados de 20,8 millones de ecuatorianos, incluidos los fallecidos. Entre las personas vulneradas había 6,77 millones de menores de edad, puntualizaron.

Los investigadores reportaron que encontraron información del Registro Civil, del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) y datos de propietarios de vehículos. ZDNet calificó a esta como la mayor filtración de datos en la historia del país.

Novaestrat fue creada en noviembre del 2017 por los ecuatorianos William Garcés Núñez y Agustín Martínez Pástor. El primero fue gerente en la Secretaría Nacional de Comunicación entre 2012 y 2013. y gerente en el Banco Nacional de Fomento, entre 2014 y 2016.

La Policía ayer realizó el allanamiento del domicilio de Garcés Núñez y lo detuvo, informó la ministra de Gobierno, María Paula Romo.  “Será trasladado de inmediato para que Fiscalía pueda recabar información en el marco de la investigación que realiza…”, tuiteó la funcionaria. 

Martínez Pástor fue programador y analista en la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), entre 2012 y 2015. Ahí participó en la construcción del Sistema Nacional de Información, una plataforma encargada de hacer accesibles bases de datos relacionadas con el desarrollo y las finanzas públicas.

Este funcionario también pasó por BanEcuador, la Secretaría del Agua y el hospital Carlos Andrade Marín, del IESS.

Novaestrat se presentaba en su página web, que se encuentra deshabilitada, como una empresa dedicada al procesamiento de datos para asesorar a sus clientes en temas comerciales. Este Diario intentó localizar a sus directivos, sin éxito.

De acuerdo con la publicación de VpnMentor y ZDNet, la firma ecuatoriana había expuesto números de cédula, fechas de nacimiento, defunción y matrimonio; nombres de cónyuges, padres y madres; direcciones de domicilio y el nivel de instrucción académica, entre otros datos.

Según el reporte, Novaestrat había construido una aplicación para recrear el árbol genealógico de cada persona.

En la filtración también se encontró información laboral y crediticia, tomada del Biess, y una base de datos que los investigadores atribuyeron a la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade), con información de dueños de vehículos y datos detallados de los automotores.

Ayer, esa organización señaló que no procesa información financiera o personal de propietarios de vehículos.

Denuncia penal

El Gobierno había formalizado una denuncia ante la Fiscalía General por la presunta filtración de información personal de millones de ciudadanos ecuatorianos en un servidor de una empresa extranjera, formada –supuestamente– por exfuncionarios en el mandato de Rafael Correa.

Ayer, el ministro de Telecomunicaciones, Andrés Michelena, admitió que el 11 de septiembre tuvieron el reporte de este suceso; y aseguró que “no hay información bancaria” expuesta. Se trataría de “comercialización de información”. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories