Las carreras universitarias ‘no tradicionales’ se abren camino en Ecuador

La oferta académica de las universidades del país ha tenido una variación en la última década. Las imágenes de robots, satélites, cables y diversos dispositivos en sus páginas web evidencian la parrilla de carreras que rebasa a las tradicionales, aunque estas últimas mantienen la preferencia, según el proceso de postulación del primer trimestre de este año y encuestas especializadas.

De los 271.266 estudiantes que en enero pasado rindieron el examen Ser Bachiller, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineval), 149.141 postularon para Administración de Empresas, Enfermería, Medicina y Contabilidad y Auditoría. 

Ana Becerra, directora de la plataforma de orientación vocacional yqsigo.com ratifica que el 70% sigue apostando a las carreras tradicionales, pero un importante 30% busca oficios nuevos. Biomedicina, Biotecnología, Mecatrónica, Robótica, Bioquímica, Telecomunicaciones, Nanotecnología,  Programación y Big Data, son parte de las carreras jóvenes que se ofertan.  

La Universidad Internacional Ser Mejores (Uisek) promociona la Biotecnología como una carrera, cuyo objetivo es estudiar microorganismos como fuente de productos y servicios. La Universidad Politécnica Salesiana afirma que sus profesionales en Mecatrónica salen capacitados para aportar al cambio de la matriz productiva, promoviendo el respeto al medioambiente e integra la tecnología. 

La Universidad Casa Grande difunde   que sus graduados en Artes escénicas están en capacidad de laborar en las diversas etapas de la producción teatral.  La Universidad de Especialidades Espíritu Santo, en tanto,  anunció esta semana la creación de la Facultad de Ingeniería que incluye, entre otras, la de Biodiversidad y Recursos genéticos.

La Universidad Internacional del Ecuador (UIDE) tiene Negocios internacionales en su programa académico, que aparece entre las nuevas carreras de interés, según Barrera. 

La Nanoelectrónica, en cambio, es una especialidad que se ofrece en posgrado en la Universidad San Francisco de Quito. Esta es una rama de la electrónica referente a los circuitos electrónicos en miniatura integrados en chips semiconductores, cuyo elemento de base es el transistor.

Barrera recalca que los jóvenes deben saber que el mundo busca especialistas. Se cree que para el 2035 el 70% de los trabajos van a ser desarrollados por robots, dice, y por ello hay que  “entender cuáles son las carreras en las que no vamos a ser reemplazados o dan la capacidad operativa de formar parte de ese equipo multidisciplinario:  máquina-humano”.  

¿Y por qué no es masivo el interés en carreras no tradicionales? Barrera afirma que el  motivo principal es el desconocimiento en torno a su existencia, objetivo,  campo laboral… Precisamente la otra causa se encuentra  en la creencia de que en ciertos oficios no dan seguridad económica. Agrega que es como profesional que se debe destacar, con habilidades para ser únicos.  (I)

DATO

30% de estudiantes buscan carreras no tradicionales. De ellos, 19% va por biotecnología; 17%  biomedicina y 6% big data.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories