Universidades de Ecuador utilizan programas informáticos para detectar el plagio intelectual

Desde políticos reconocidos hasta estudiantes comunes han utilizado el famoso “copia y pega” al momento de presentar  trabajos de titulación, investigaciones o simples ensayos. 

El irrespeto a los derechos de autor preocupa tanto que hasta el gigante de internet: Google presentó, el mes pasado, una herramienta para detectar y evitar el plagio. 

Google Assignments sirve para que los maestros y estudiantes puedan  chequear la originalidad de un trabajo. A este programa se le suman plataformas como EduBirdie, Turnitin, PlagScan, Plagius, Copyscape, Urkund, entre otros. 

Varias universidades en Ecuador también buscan blindarse contra el delito del plagio y tratan de enseñarles a sus estudiantes sobre la correcta norma para citar en sus trabajos. Además, aplican programas informáticos para detectar cualquier irregularidad. 

Para Claudia Uribe, directora de investigación de la Universidad Casa Grande, es fundamental que las personas entiendan que respetar las ideas de otros es un principio ético. 

“Los programas (informáticos) son instrumentos para que la academia sepa si un documento cumple o no con lo que se pide, pero el principio de ética es lo que se debe fortalecer”, señala. 

Aunque, según Uribe, tanto estudiantes como investigadores cometen errores cuando aplican las normas de  la Asociación Estadounidense de Psicología (APA, por sus siglas en inglés), que son las más comunes para la citación de fuentes. 

“Es importante que se actualicen estos conocimientos de forma constante”, señala. 

Juan Fernández, director de la carrera de Informática de la Universidad Estatal de Guayaquil, dice que estos programas  son necesarios. 

 Indica que ellos trabajan con Urkund, plataforma pagada, para analizar los trabajos de titulación: “Permitimos hasta un 10% de coincidencias, debido a errores al momento de citar algo, pero si es mayor se le pide al estudiante que realice las respectivas correcciones. Si insiste (en el plagio) tendría que matricularse a un nuevo ciclo de titulación”, señala. 

Estas plataformas crearon un efecto positivo en el comportamiento de los estudiantes, ya que presentan más trabajos con poco margen de copiado, afirma José Macuy, director de bienestar estudiantil de la Universidad de Especialidades Espirítu Santo (UEES). 

Además, el especialista sostiene que en Ecuador hay falencias desde los colegios ya que la mayoría de alumnos que se matriculan por primera vez a la UEES utilizan el  “copia y pega”,  conocen muy poco de normas APA o desconocen el concepto de propiedad intelectual. 

   “Y cuando ingresan a nuestra universidad les cuesta, pero  se adaptan al sistema”, explica. 

Actualmente es posible explorar cualquier idea en internet, pero el reto de los estudiantes es equilibrar  la inspiración externa con la autenticidad en sus  trabajos, dice Brian Hendricks, vocero de Google.  (I)

Lo más importante es generar la convicción de que al igual que las cosas, las ideas también tienen dueño y no hay por qué apropiarse de ellas. Los programas que hay pagados o gratis son de control”. Claudia Uribe, Casa Grande

Estos programas son importantes ya que nos dan originalidad en los trabajos que pueden realizar nuestros estudiantes. Si desde la formación estudiantil se comete plagio, no serán buenos profesionales”. Juan Fernández, U. de Guayaquil

Son importantes estas plataformas ya que son un tipo de ayuda para el docente, pero también el estudiante debe saber lo importante que es respetar la propiedad intelectual de otros”.  José Macuy, UEES

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories