Arranca la quinta edición de ‘Climbing for ROMP’ en Ecuador

Quito –

Desde hoy, en Quito, diez deportistas de élite extranjeros con prótesis se preparan para subir al Cotopaxi como parte del proyecto “Climbing for ROMP”, cuyo objetivo es recaudar fondos para la donación de prótesis a personas con discapacidad especial.

Este es el quinto año que la organización Range of Motion Project (ROMP) realiza este evento que busca crear conciencia y recaudar fondos para personas que no tienen acceso a cuidado protésico de calidad. 

La meta es llegar a 50 cumbres en todo el mundo y recaudar $150 mil para impactar directamente en 150 amputados. ROMP, creada en el 2015, ayuda a más de 300 pacientes a tener acceso a atención protésica, en varios países del mundo, entre ellos Ecuador.

Para ascender al Cotopaxi a 5.897 m.s.n.m. el próximo viernes y sábado, los deportistas con prótesis subirán primero a la cumbre del Rucu Pichincha a 4.696 m.s.n.m., este sábado y, el martes, al Rumiñahui Central a 4.740 m.s.n.m..

A la expedición del  Ruco asistirán también el embajador de Estados Unidos y montañista, Michael J. Fitzpatrick, 18 deportistas de élite extranjeros y un equipo de seis guías liderados por el deportista ecuatoriano – suizo Karl Egloff.

Estefanía Cervantes, montañista mexicana que es parte del grupo de élite con una amputación en la pierna, declaró que la intención es mostrar que con la tecnología protésica adecuada una persona puede recuperar su movilidad y elevar su potencial. Dice que subir el Cotopaxi será un reto, pues hasta ahora no ha subido una montaña de esa altura.

David Krupa, director ejecutivo y cofundador de ROMP, expresa que las prótesis en el mercado puede ser hasta de $25 mil y con esto se busca recuperar la movilidad y salud de las personas.

Donaciones de prótesis

Krupa agrega que ROMP fabrica las prótesis, busca personas que no tengan seguro público ni privado con ayuda de sus socios. Este año ya se han entregado 50 prótesis en Ecuador con los fondos que hasta ahora han recaudado.

Para el embajador Fitzpatrick no se trata de caridad ni de apoyo médico, sino de derechos. “El derecho a la movilidad y al acceso es un derecho fundamental y con esto se puede cambiar vidas”, expresó.

Hay más de mil millones de personas discapacitadas en este momento en el mundo, el 80% vive en países en vías de desarrollo, la mayoría de niños discapacitados no asiste a la escuela y los adultos no tienen empleo, añadió Fitzpatrick. 

Para el ascenso al Rucu, los organizadores esperan una donación de $20 por participante. Sin embargo, Krupa aclara que el principal objetivo de la expedición es crear conciencia en torno a la necesidad de construir sociedades inclusivas. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories