Vandalismo en calles de Quito, atacan Teleamazonas y El Comercio antes de vigencia del toque de queda

Actualizado a las 16:05

La caótica situación que ha vivido Quito desde hace cinco días en la zona histórica y central se agravó en barrios y zonas de ingreso y salida a la capital ecuatoriana, lo que motivó al presidente de la República, Lenín Moreno, a decretar el toque de queda y militarización de la capital ecuatoriana.

Pocos minutos antes de que comenzara a regir el toque de queda, que rige desde las 15:00 en Quito y los valles, un grupo de vándalos lanzaron una bomba e incendiaron un vehículo que estaba estacionado al interior de Teleamazonas. Tildan de prensa corrupta al medio de comunicación. Luego se escucha a los mismos manifestantes gritar: Vamos al Arbolito, en referencia al parque donde se concentran los indígenas que están en Quito desde el pasado lunes cuando inició su manifestación, que se volvió violenta con el pasar de los días.

Al interior del canal se sabe que están escondidos unos 25 trabajadores, entre periodistas y operadores, con temor ante la amenaza de los vándalos. Casi inmediato se conoció que un convoy policial apareció por la avenida Granda Centeno y la gente aplaude desde las terrazas.

Un periodista de Teleamazonas ya fue atacado tras una breve retención el pasado jueves 10 de octubre.

Tras el ataque al canal Teleamazonas, el diario capitalino El Comercio también fue atacado por desconocidos.

En horas de la mañana, desconocidos encapuchados irrumpieron en las instalaciones de la Contraloría y destruyeron varios pisos del edificio, saqueando y quemando. Los movimientos indígenas deslindaron responsabilidad en esa situación. 

Alerta en barrios

Continuos cierres de vías, alertas de saqueos, rumores de desabastecimiento de agua han sido la tónica este sábado, en otra jornada anormal para los quiteños.

Los rumores de que grupos de manifestantes iban a saquear en los barrios motivó a ciudadanos a agruparse para defenderse de los ataques de extraños.

En Cumbayá, los centros comerciales atendieron con precaución y con las puertas a medio cerrar para evitar el ingreso de supuestos manifestantes como decían los rumores.

En el Puente 3 de la Autopista General Rumiñahui pobladores del sector han cerrado el acceso. Llevan llantas, palos, ramas para quemar y protestar contra medidas. Tiendas y comercios, cerrados por temor a vandalismo. En este sector hay agua con normalidad 

Por temor a saqueos, las tiendas barriales atienden con puertas a medio cerrar. Los ciudadanos hacen fila para comprar productos de primera necesidad.

Al momento, con la vigencia del toque de queda en toda la capital y sus valles aledaños, la Policía y el Ejército comenzarán a patrullar hasta que vuelva la calma. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories