Una red de pornografía infantil tendría vínculo con El Mangajo

Cuenca –

Hasta ahora seis jueces de Azuay han determinado que Juan A. V. V., más conocido como El Mangajo, es culpable del delito de violación a una menor de edad.

En su contra hay siete casos más que se investigan, en los que el hilo conductor es el abuso a jovencitas y una fijación al dinero, poder y el sexo explícito.

Según la abogada de las víctimas, Alexandra Arízaga, en Cuenca opera una red de pornografía infantil que podría estar vinculada a El Mangajo y su grupo de amigos cercanos, porque se conoce que entre ellos se enviaban material de este tipo a través del celular.

El aprehendido contactaba a las chicas a través de redes sociales. Creaba perfiles con identificaciones falsas tanto de hombre como de mujer, las engañaba con dinero y lujos.

En junio de 2019, el Tribunal de Garantías Penales de Azuay sentenció a El Mangajo a 29 años y cuatro meses de cárcel más una reparación de $5000 por comprobarse que violó a una adolescente de 15 años.

En la investigación previa, la Fiscalía presentó 108 pruebas entre documentos, exámenes médicos, testimonios y pericias en dispositivos móviles que mostraban una afición sexual a mujeres entre 14 y 16 años y la materialidad del delito.

Su defensa apeló la sentencia en segunda instancia y en la audiencia realizada el lunes 14 de octubre, el Tribunal conformado por las juezas Julia Elena Vázquez, Jenny Ochoa y Katherine Aguirre rechazó el pedido y ratificó su culpabilidad.

Con esto la primera sentencia en contra de este hombre de 34 años lo tendrá tras las rejas hasta que cumpla 63.

Pero podría estar más tiempo en prisión, pues hay otros procesos con los que acumularía una pena de hasta 40 años, como dictamina el Código Orgánico Integral Penal (COIP).

Según la página web de la Fiscalía General, Juan A. V. V. tiene varias investigaciones por intimidación, violación a la intimidad, pornografía con utilización de niños, niñas y adolescentes, tenencia de armas de uso militar o policial sin permiso, fabricación, uso y tenencia ilegal de armas.

Los de violación no constan en los sistemas judiciales en línea porque esas investigaciones son reservadas.

En las próximas semanas se realizará la audiencia preparatoria de juicio por el presunto delito de comercialización de pornografía infantil y en enero otro por violación a una menor de edad.

La defensa del hombre puede casar la sentencia de violación a 29 años y cuatro meses de prisión en la Corte Nacional de Justicia. La abogada Alexandra Arízaga sostiene que lo que buscan las víctimas no es más cárcel o dinero, sino justicia.

Catalina Mendoza, activista en grupos de defensa de género, asegura que aunque la investigación legal estuvo bien fundamentada, la protesta social fue importante.

Aunque fue a la cárcel, El Mangajo tenía privilegios como acceso a redes sociales. Inicialmente estuvo en el Centro de Rehabilitación Social de Turi, pero luego fue trasladado a otra provincia. (I)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories