Con fotos se recrea la trayectoria de Rosa Wila, cantora de cultura afroesmeraldeña

Esmeraldas –

“Soy de pocas palabras, pero agradezco este homenaje y a todo el público que se ha acordado que Rosita Wila existe”, expresó la cantora esmeraldeña en el acto inaugural de la exposición fotográfica La Voz del Niño Dios, en el Museo y Centro Cultural Esmeraldas, el 25.

Autoridades del Museo Nacional del Ecuador, amigos, familiares y otros fueron a la apertura de la muestra de 32 fotografías. Ahí le dieron un reconocimiento a Rosa Wila Valencia, por su trayectoria como cantora y guardiana de la tradición afroesmeraldeña y de su grupo La Voz del Niño Dios.

Andrés Páez Dávalos, el expositor, abrió el acto con la pregunta ¿quién desea vivir más de 84 años y ser reconocido a nivel nacional e internacional?, refiriéndose a Rosita Wila.

Agradeció a Santiago Cotera por el nexo que logró para la elaboración de la muestra, que nació para mostrar una parte diferente de la cultura esmeraldeña y terminó siendo parte de su vida, puntualizó.

El exalcalde Ernesto Estupiñán fue el encargado de entregar el reconocimiento del Museo Nacional a la cantora de arrullos y chigualos.

El fotógrafo Páez ha logrado plasmar la vida de las cantoras del grupo La Voz del Niño Dios y de su directora. Están retratadas las madres, las amigas y las exponentes de la tradición del pueblo negro, que debe ser revalorizado y mantenerse vigente en las nuevas generaciones, destacó Estupiñán.

Hizo una remembranza de Rosita Wila. Empezó por su nacimiento en Punta de Piedra (Eloy Alfaro), en la zona norte, y destacó su virtud como cantora, que aprendió de su madre, Juana Valencia. Talento artístico que compartió con Remberto Escobar, el grupo Jolgorio Internacional, con el antiguo Museo del Banco Central y otros cultores tradicionales. Aquello le permitió participar en el exterior y en Ecuador.

Sonia España, cantante del grupo de marimba Tierra Negra, dijo que conoció a Rosita Wila y que observándola aprendió a exponer también, en los escenarios, las tradiciones musicales de Esmeraldas.

Tras el acto, los integrantes de La Voz del Niño Dios la homenajearon con varios cantos y arrullos. Y ella compartió micrófono y bailó marimba.

Al observar las fotos, Rosita Wila recuerda con nostalgia la creación del grupo La Voz del Niño Dios, con 15 integrantes. Ahora quedan pocos porque fallecieron o dejaron el arte musical por otras actividades.

Es el caso de Lupercio Cevallos (bombero y cununero) y Mercedes Zurita (cantora), que participan poco en las presentaciones por estar dedicados a la agricultura y a la venta en el mercado municipal.

Santiago Mosquera, director del grupo Jolgorio Internacional, le dio también un reconocimiento por su participación en el grupo, años atrás.

Esta exposición gratuita estará abierta hasta enero, de lunes a domingo, de 08:30 a 16:30, incluidos feriados. (F)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories