Un feriado que alivió, pero no a todos trajo satisfacción

Manta –

Después del fallido feriado del 9 de octubre, opacado por un clima de protestas, el sector turístico sintió un respiro económico en este asueto de cuatro días que culminó ayer.

Los principales destinos turísticos reportaron un aceptable número de visitantes y una ocupación hotelera que bordeó el 80 % en los días festivos. Las cifras, sin embargo, no alcanzaron en algunas ciudades los mismos rangos de festivos de años anteriores.

En la Costa, los balnearios de la península de Santa Elena y Manta, en Manabí, fueron los que atrajeron más visitantes. Allí, los conciertos con artistas internacionales ayudaron a impulsar el movimiento.

En Salinas, la ocupación en los establecimientos hoteleros se ubicó en 80 % y 85 %. “Tenemos turistas nacionales y extranjeros, entre estos canadienses, colombianos”, dijo Giomar Manosalvas, administradora del hotel Blue Bay.

Según los empresarios, los conciertos organizados en el cerro El Tablazo por la Prefectura fueron un atractivo. El viernes y sábado, los shows de Álex Campos y Silvestre Dangong estuvieron llenos.

Manta fue la ciudad que mayor cantidad de visitantes atrajo en el feriado por el Día de los Difuntos en Manabí.  La ocupación en los hoteles estuvo cercana al 100 %. Sonia Christiansen, directora de Turismo del Municipio de Manta, indicó que la proyección en este feriado era obtener unos tres millones de dólares.

Los espectáculos tuvieron aceptación. El sábado, por ejemplo, al concierto del colombiano Juanes, se estima que llegaron más de 60 000 personas a la playa El Murciélago.

En Esmeraldas se esperaba más gente. En el balneario de Atacames se estima que unos 25 000 turistas llegaron en el feriado, dijo Nancys Bazurto, directora municipal de Turismo.

Mientras, en la Sierra se reportó un interesante movimiento, aunque no como en feriados anteriores. La ocupación hotelera en Cuenca llegó al 80 %, aunque fue menor con relación al 2018, según datos preliminares de la Cámara de Turismo del Azuay.

La mayoría de visitas llegaron de Guayas y en menor número de Loja, El Oro y Pichincha. Patricio Miller, presidente del gremio hotelero, manifestó que faltó una mayor promoción y hubo una limitada agenda de festejos públicos.

José Luis Correa, vocal de la Asociación Hotelera del Azuay, aseguró que los días fueron irregulares y por lo menos en su hotel apenas llenó dos de los cuatro días.

Además, el domingo hubo malestar en el sector turístico porque se cerraron los accesos al parque Calderón por la visita del presidente Lenín Moreno.

A la gente se le impidió el acceso porque había la alerta de movilizaciones al centro cuencano. (I)

 

El Oro

El ingreso de unas 8000 personas a la playa de Jambelí es uno de los registros más altos del año que dejó este feriado. Los comuneros aseguraron que el hospedaje y la playa se coparon en su totalidad. “Tuvimos ingreso a la playa de Jambelí de al menos ocho mil personas entre el viernes y este domingo, las personas llegaban desde la Sierra y otras ciudades del sur, ha sido uno de los mejores feriados”, dijo Carlos Banchón, dirigente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories