Ecuador recuerda el Día de la Educación

El 13 de noviembre fue declarado Día de la Educación por el expresidente Gustavo Noboa en el 2002. Al recordar la fecha hacemos dos preguntas sobre el tema a representantes del sector educativo y de la sociedad civil.

Lo dice la Constitución:

1.-  El art. 26 de la Constitución del Ecuador dice que “la educación constituye un área prioritaria de la política pública y de la inversión estatal, garantía de la igualdad e inclusión social y condición indispensable para el buen vivir”. ¿Considera que en la práctica se cumple con esta norma? 

2.- El mismo artículo señala que: “Las personas, las familias y la sociedad tienen el derecho y la responsabilidad de participar en el proceso educativo. ¿Considera que se está consciente de ese derecho y de ese deber?, ¿cómo debería ser esa responsabiliddad de ser partícipe en el proceso educativo?

Cecilia Paredes: rectora de la Escuela Politécnica del Litoral

1.-  La inversión pública en educación es fundamental para el desarrollo del país, pero no se trata solo de asignar los recursos económicos suficientes, sin un acompañamiento de políticas, estrategias y planes que aseguren que tales inversiones van a rendir los frutos deseados. Se trata sobre todo de invertir en formación, en desarrollo de ciencia y tecnología, y en proyectos de vinculación, que produzcan retornos sociales, y cuyos resultados sean capaces de cambiar la vida de muchas personas, o de cambiar las formas de producir para tener una sociedad más sostenible, que no limite el desarrollo de las futuras generaciones.

2.-  La educación no solo es responsabilidad del Estado, es también una responsabilidad social que demanda la participación activa de la sociedad civil, incluidos docentes,  estudiantes, familias, gobiernos locales y la empresa pública y privada; estas últimas requieren el talento humano de  nivel que aporte soluciones a sus problemáticas, por ello deben ser partícipes de la educación al retroalimentar la labor de las universidades.

Michael Montiel: Estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad de Guayaquil

1.-  Lo dice la Constitución, pero en la práctica no es así. Si en una proforma presupuestaria estatal vemos claramente un recorte masivo, a lo único que estamos encaminados es a un sistema educativo decadente como en la actualidad; se necesita capacitación para los maestros.

 2.-  En la actualidad podemos notar un desligamiento total por parte de los padres hacia los hijos en el sistema educativo, y se percibe que sí se conoce de ese derecho, pero no desean participar del crecimiento y formación de sus hijos por la sencilla razón de lo que acarrea, como lo son deberes y responsabilidades. La participación de ellos y su involucramiento debe ser constante mediante talleres de fortalecimiento personal y ayudas sociales a la comunidad, pues estamos perdiendo humanidad y solidaridad, virtudes que desarrollan valores que tanto nos hacen falta desde el hogar.

Caterina Costa: presidenta de la Cámara de Industrias de Guayaquil

1.-  En la proforma del  presupuesto general del Estado para el 2019, el sectorial educación es el segundo rubro más alto, alcanzando un 15% del gasto presupuestado por el Gobierno, por lo que podemos determinar que es un área prioritaria por parte de este Gobierno. Sin embargo, considero que para alcanzar una verdadera igualdad e inclusión social se necesita de una profunda reforma para otorgar de una mejor manera el subsidio a la educación y se logre que quienes más lo necesiten sean los verdaderos beneficiarios; además que tengan la oportunidad de escoger si desean usar el subsidio en una institución pública o privada.          

2.-  ​La educación es uno de los pilares más importante para que el país se desarrolle socialmente. Por esto  las exigencias a las autoridades siempre deben estar basadas en la búsqueda de una educación de calidad y de igualdad de oportunidades. Asimismo, como padres tenemos el deber de educar a nuestros hijos y buscar que tengan la mejor educación posible; y cuando no tengan ese tipo de educación, exigirla.

Florencio Compte: decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil

1.-  Es  evidente que no constituye una prioridad. Solo veamos cómo se ha reducido el presupuesto en educación, en qué condiciones aún se desarrollan actividades educativas en cientos de centros del país, cuáles son los salarios que reciben los educadores, la ausencia de planes concretos de capacitación y evaluación docentes, entre otros. En cada uno de los gobiernos la educación no ha pasado de ser solo una declaración de buenas intenciones sin propuestas concretas y efectivas. La educación debería ser el primer deber del Estado hacia sus ciudadanos, pero no como una simple declaración, sino a través de acciones concretas que permitan que esto se haga efectivo. En ese sentido el Estado ha fallado y los gobiernos encargados de llevar adelante esta política también lo han hecho. La manera de salir adelante como un país más justo es a través de la educación.           

2.-  Un derecho lleva consigo también un deber. Es compromiso de todos el cumplirlo y hacerlo cumplir. Si este país requiere una revolución, esta debe ser en la educación.

Carlos Alfredo Flor: rector de la Unidad Educativa Particular Dr. Manuel Elicio Flor

1.-  Pienso que no se ha logrado en su totalidad esa primacía, pero el Estado ecuatoriano en sus últimas  décadas sí ha invertido y ha priorizado la Educación, sobre todo, llevándola a los grandes principios del buen vivir. Es que el Estado ecuatoriano sabe y es consciente de que la base de toda sociedad desarrollada, descansa en la educación y su inclusión social. Reafirmando e interpretando lo dicho en la Constitución, el Estado deberá priorizar todos los factores que hagan posible mejorar la calidad y perfeccionamiento de la educación, que exista mayor formación de los educadores que optimicen recursos y métodos educativos adecuados y, en especial, innoven la tarea educativa.

2.-   Las personas, familias y sociedad  tienen el derecho también de tener una participación activa en el sistema educativo, donde sus voces, experiencias y metodologías sirvan para lograr la excelencia de la educación.

Nelsa Curbelo: directora del Centro Municipal de Gestión de Conflictos y Cultura de Paz

1.-  Si fuera prioritaria no bajaría el presupuesto como se propone en la ley de manejo económico que se discute en la Asamblea Nacional. La Constitución señala que la educación es un derecho de las personas y un deber ineludible e inexcusable del Estado; el Estado intenta cumplir con ese deber, pero no responde a las necesidades del mundo actual y la educación no es de calidad en los lugares alejados de las grandes urbes. No pone el acento en aprender a pensar, a crear, es repetitiva.

2.-  Para ejercer un derecho debe conocerse  el proceso educativo, cosa que no sucede. Uno de los mayores problemas es el desajuste generacional de conocimiento tecnológico entre padres e hijos. Los hijos saben más y enseñan a los padres, estos pierden autoridad ante ellos.

Xavier Isaac Moreira: estudiante de la Unidad Educativa Fiscal Vicente Rocafuerte

1.-  Lo que se debe destinar según la  ley son 6241,26 millones, pero actualmente se destinan 3351 millones. La reducción permanente del gasto en educación resultará nefasto para nuestro futuro. El presupuesto va dirigido a mantener los establecimientos, crear infraestructura, sueldos de docentes, etc.;  inversiones  que no garantizan la calidad de la educación; se asignan más recursos a la infraestructura que a la capacitación de los docentes para que estos compartan conocimientos actualizados a los estudiantes, mejoren la metodología, bajen los niveles de acoso escolar, etc.

2.-  ​Es una de las debilidades de todos los tiempos, las miradas asistencialistas de funcionarios públicos no permiten el desarrollo de las potencialidades de padres y madres de familia, alejándolos cada vez más del interés colectivo o comunitario, el conocimiento de los derechos no mantiene una permanencia, los programas dependen de las miradas ministeriales y en un país inestable políticamente, hay constantes cambios en mandos altos y medios, dejando procesos inconclusos, sin ningún eje.

Abel Navas Zambrano: presidente Nacional de Corporación Nacional de Pequeños Agricultores y Sectores Afines

1.-  Así es, debe ser prioritaria la asignación para la educación como dice la Constitución de la República; lamentablemente los gobernantes no cumplen con la norma constitucional y no hay la asignación suficiente, por lo tanto no existe la infraestructura suficiente y el equipamiento para la investigación científica, especialmente en el área rural.  Si se prioriza la educación liberadora de los pueblos, se impulsarán los cambios fundamentales que requiere la sociedad en su conjunto.

2.-   Lamentablemente no veo que la familia y la sociedad estén cumpliendo con responsabilidad en los procesos educativos, por lo tanto hago un llamado fervoroso a la familia y a la sociedad para que se involucren decididamente en la educación de sus hijos en principios y valores, en las perspectivas de construir sociedades que obren con rectitud y justicia. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories