Eliminan en Azuay el impuesto conocido como tasa solidaria

Cuenca –

Esta tarde la Cámara Provincial del Azuay aprobó la eliminación de la tasa solidaria, un impuesto vehicular creado por el Prefecto anterior con el que pretendía mejorar la vialidad rural. 

Aunque el prefecto Yaku Pérez Guartambel logró el apoyo de la mayoría de los consejeros, el tema deberá ser ratificado o negado en un segundo debate. 

Al final de la tarde la votación quedó con 17 votos a favor de la moción de modificar la Ordenanza reforma y codificación a la ordenanza que regula el sistema de gestión vial en la provincia del Azuay; cinco de los presentes votaron en contra y uno en blanco.

La propuesta de Pérez Guartambel fue eliminar el pago de este tributo que cada año recolectaba $4 500 000 y luego se distribuía hacia los gobiernos municipales y parroquiales previa justificación de cada proyecto. 

El principal argumento que Pérez presentó fue que garantizará ese monto a través del presupuesto propio y luego lo distribuirá equitativamente entre todos durante el segundo semestre de cada año. 

Para meter presión a la sesión, la Cámara Provincial permitió que los dirigentes del taxismo, transporte pesado y del Sindicato de Choferes utilicen la silla vacía en donde se expresaron públicamente a favor de su eliminación argumentando que existe una gran cantidad de impuestos que agobian al sector. 

Voces de Alcaldes

Pero esta posición fue cuestionada por el alcalde del cantón azuayo Camilo Ponce Enríquez, Baldor Bermeo, al asegurar que ellos apoyan la derogación de esa tasa para su beneficio propio y perjudicando a la mayoría de ciudadanos del área rural. En ese contexto les dijo “no creo que ella proponga bajar los costos del transporte, peor aún de los pasajes, sino más bien han de proponer aumentarlos”. 

Otro momento de tensión se dio cuando en alcalde del cantón El Pan, Rigoberto Borja, pidió al Prefecto explicaciones sobre el uso de la Planta de Asfalto, ahí fue cuando fue increpado por un asistente que le gritó “Punto de orden”, interrumpiendo su intervención. 

Aunque reconoció que es necesario reformar la ordenanza para garantizar la distribución de los $ 4 500 000, consideró que la Prefectura no tiene la capacidad para erogar cada año ese monto. 

Ahí acotó que por no “compartir su ideología ha sido marginado” en la ejecución de obras. 

Mientras que quienes apoyaban la eliminación dijeron que en la época del anterior Prefecto nunca se beneficiaron de la tasa solidaria. 

En representación del Municipio de Cuenca llegó la concejala rural Marisol Peñaloza quien razonó su voto a favor de la moción sugiriendo que para el segundo debate se entregue un informe económico, técnico y jurídico donde se justifique la capacidad de la Prefectura para mantener el presupuesto de la tasa solidaria. 

Mientras que Francisco Pizarro, representante de San Bartolomé (cantón Sígsig), aseguró ser el vocero de 40 de las 61 parroquias rurales del Azuay y que su posición es apoyar esta oferta. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories