‘Una alianza público privada para hacer viable las inversiones en el tren’, plantea Patricio Jaramillo, gerente de comercialización de Ferrocarriles del Ecuador

Una  red ferroviaria que lleve carga y pasajeros es una de las opciones para hacer viables las rutas turísticas del tren, dice Patricio Jaramillo, gerente de Comercialización  de Ferrocarriles del Ecuador Empresa Pública (FEEP).

¿Qué frenó el número de turistas que van en el tren?

La falta de recursos para el mantenimiento nos ha obligado a cerrar vías… Entonces evidentemente la falta de esos tramos nos ha bajado el porcentaje de pasajes vendidos en expediciones.

¿Por qué se han deshabilitado?

No se ha procedido a hacer un mantenimiento rutinario por falta de recursos de acuerdo a lo que las normas tienen establecido. Por falta de un mantenimiento rutinario, nos hemos visto obligados porque se exigen ciertos niveles de seguridad que deben ser cumplidos, no es que las vías estén inservibles totalmente, pero no se ajustan a las normas de seguridad requeridas. 

¿Cómo recuperar los $386 millones invertidos sin asignar más fondos públicos a FEEP?

Ferrocarriles del Ecuador no es una institución que viene desde hace poco tiempo, tiene más de 100 años de funcionamiento y, lamentablemente, solo para poder sostener los bienes patrimoniales necesitamos alrededor de $8 047 000 que se invierten en cuidar este patrimonio, los seguros que nos exige la constitución de bienes patrimoniales que son $1,7 millones, la parte del recurso humano que corresponde al mantenimiento patrimonial, los jubilados que reciben $1 735 000… Al sumar todos estos ítems tenemos que para el mantenimiento de los bienes patrimoniales requerimos $8 047 000, es decir, en el supuesto de que se cierre Ferrocarriles del Ecuador, el Estado deberá prever esa cantidad para la custodia y el mantenimiento de los bienes patrimoniales del Estado… Si solo consideramos el trabajo exclusivamente comercial, es decir, cuánto vendemos y cuánto gastamos en ese proceso comercial, en el 2018 nos quedaron  $578 199,19. 

¿Cómo hacerlo viable?

La actual administración presentó al presidente de la República (Lenín Moreno) un nuevo modelo de gestión que implica entrar en el ejercicio del transporte de carga y de pasajeros que es parte de la naturaleza misma de la creación original de Ferrocarriles del Ecuador hace cientos de años… Una opción es generar una alianza público-privada que recupere completa la vía que va desde Durán hasta Quito con el fin de  transportar  productos agrícolas y de carga con una inversión de $705 millones… Como otra fórmula de alianza pública-privada tenemos la ruta que va de Otavalo hasta el puerto de San Lorenzo, que le pertenece a FEEP. Es un puerto con un calado de 11,5 metros. Si logramos rehabilitar este tramo de 226,7 km, serviría para transportar las 40 000 toneladas diarias de material minero que se tiene previsto extraer en la zona. 

¿Pero qué se hará con las vías ya rehabilitadas que están cerradas? 

En 2018 la Senplades aprobó una inversión de $14,4 millones hasta el 2021 para volverlas operativas, pero por las dificultades que ha tenido el Estado no se han transferido los recursos.

¿Cómo tienen previsto reducir el déficit de Ferrocarriles del Ecuador?

Estamos peleando cubrir esos déficits en todas las formas que nos es posible. Hemos tenido que implementar y mejorar nuestro sistema de ventas, aunque las rutas hayan sido cerradas, ya no contamos con todas las rutas que teníamos al principio. Actualmente solo tenemos seis rutas de expediciones y dos del tren crucero, entonces se redujo sustancialmente la posibilidad de vender. 

Por ejemplo, Huigra-Sibambe abrió en enero una vía nueva en donde se volvieron a reactivar los emprendimientos de la zona. No se debe olvidar nunca que nosotros como institución fuimos creados con una finalidad social, aunque seamos una empresa pública, nuestra finalidad no es entregar números azules.

El art. 3 sobre la naturaleza de la entidad dice que Ferrocarriles del Ecuador es una empresa pública en la cual hay una preeminencia de la búsqueda de la rentabilidad social por lo que el Estado podrá realizar a favor de FEEP contribuciones, subvenciones, aportes estatales, recursos obtenidos vía financiamiento de forma que garantice la continuidad del servicio público a ser brindado. 

La falta de recursos no ha permitido hacer una evaluación económica financiera del cumplimiento de este derecho de rentabilidad social. Pero si evaluamos los beneficios sociales con una encuesta que responden los que utilizan nuestros servicios.

Les preguntamos cuánto han gastado en el camino (de las rutas del tren) adicional al ticket.  El resultado es que en el 2018 gastaron alrededor de $1 344 000 que no están considerados dentro de nuestra evaluación y en el 2019, hasta cuando hemos evaluado, tenemos como $1 312 000 que son de responsabilidad netamente social y que nadie ha evaluado. Son alrededor de 180 emprendimientos.

Una de las quejas de los usuarios es el costo de los boletos.

Nosotros utilizamos el cálculo del tarifario en función de las recomendaciones que hace la Contraloría General del Estado, pero no podemos tampoco poner valores que se salgan del contexto. Una de las críticas más severas que tenemos al procedimiento es que los tickets del tren en el país son caros para nuestra gente. El de La Libertad cuesta $33, el de Los Volcanes $39…  

Los precios del Tren Crucero son inalcanzables para la mayor parte de la población nacional.

Este no se vende dentro del país y es utilizado por el extranjero. Cuesta $1735, el luxury, y el gold $2322. Lo compra la persona que busca recibir la experiencia de montarse en el tren más dificil del mundo y no le interesa mucho el costo. Es gente que tiene posibilidades económicas, esa venta la hacemos fuera del país a través de las agencias o los grupos operacionales de turismo. 

Hemos intentado poner orden sobre todas las sugerencias que ha realizado la Contraloría. Pero cuando salió ese informe del ente de control, nuestros operadores internacionales recibieron llamadas en las que les decían que se ha detectado que han cobrado en exceso tanto y vamos a pedirle que devuelva, entonces cerraron las ventas… 

Cuando la Contraloría hizo estas observaciones propias de su ejercicio, evidentemente los operadores internacionales salieron corriendo, dijeron no me interesa vender, no quiero problemas con Ecuador ni con su Contraloría. Entonces las ventas bajaron abruptamente. Vendedores que vendían $500 mil dólares anuales bajaron a $90 000 porque ya no les interesa entrar en este negocio. Hemos conversado con los todos los mayoristas para tratar de recuperar la fama y la cualidad que tiene el Tren Crucero, pero no es una cosa tan fácil, el rato que se pierde un cliente, recuperarlo no es tan fácil. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories