Turismo de Cañar eleva a la alpaca como su símbolo

Cañar –

En la comunidad rural de Tushin la alpaca es, por no decirlo menos, el animal más consentido. Una buena parte de la economía del sector se basa en lo que el camélido genera, como prendas de vestir, turismo comunitario y hasta comida.

Sin dejar de lado las técnicas tradicionales de tejido, la semana pasada los comuneros presentaron su marca textil llamada Alpatushin.

Ubicado en lo alto de la parroquia Jerusalén, en el cantón Biblián, provincia del Cañar, se encuentra el centro de turismo comunitario Tushin, un espacio ideal para quienes desean alejarse del ruido citadino.

Por su propio empuje, los habitantes levantaron cabañas, un almacén de ropa y amplios senderos para caminar. Aquí todo es de todos, desde hace más de 20 años.

Martha Tenecela, integrante de la Asociación Tushin Burgay, explicó que desde el 2008 empezaron la elaboración de las prendas de vestir con lana de alpaca, porque notaron que era una alternativa económica a la ganadería.

Con el paso de los años, la artesana descubrió que su especialidad es tejer gorras, guantes y bufandas que se venden en ferias locales, pero también en el almacén que tienen en el centro turístico.

Dijo que uno de los factores importantes de esta asociación es el compañerismo, porque cuando alguna compañera no saca sus productos alguien los lleva para “darles vendiendo”.

La mujer, que vive en la comunidad vecina de Cebadaloma, menciona que los productos mantienen una esencia artesanal porque se realizan a mano y la materia prima que utilizan es natural, térmica y fina.

Aunque los han vendido en otras provincias y también los han exportado a través de los turistas, siente que aún no son valoradas del todo. Por eso les dieron un valor agregado a sus conocimientos ancestrales, y con ayuda de docentes de la Universidad del Azuay innovaron en los diseños y hasta crearon la marca con un logotipo.

Pero también aprendieron que para tener una mejor lana deben cuidar a las alpacas con una alimentación balanceada y mejorando la calidad de los potreros, pues con un “buen animal las prendas salen de primera calidad”.

Pedro Encalada, jefe de la unidad de economía popular del Municipio de Biblián, explicó que la iniciativa de crear un centro turístico y conservar el páramo es importante porque se conservan y regulan las fuentes hídricas que alimentan al río Burgay que alimenta a Azogues y Biblián.

Por eso hace 20 años se cambió la mentalidad de la gente para que deje el ganado vacuno y lo cambie por alpacas como una alternativa de producción. Es más, por ese cuidado médico que han tenido con los animales han generado platillos como el sancocho de alpaca o alpaca asada.

A esto, Danilo Barreto, director municipal de Desarrollo comunitario, indicó que otro valor de este emprendimiento es que aún se conserva la tradición de transmitir los saberes de generación en generación, lo que derivó en que la gente del lugar desarrolló sus capacidades a base de algo tradicional.

El centro turístico de Tushin se encuentra a 38 kilómetros de Cuenca. (I)

El Ecuador

Biblián

Gremio

La Asociación Tushin Burgay se creó en el 2008 en la parroquia Jerusalén.

Identidad

La semana pasada, los comuneros presentaron la marca textil Alpatushin.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories