Sequía y calor alejaron del trópico a los grandes dinosaurios

Durante más de 30 millones de años después de la aparición de los dinosaurios permanecieron inexplicablemente raros cerca de la zona del ecuador, donde solo unos pocos dinosaurios carnívoros de cuerpo pequeño se desarrollaban.

La ausencia de grandes devoradores de plantas en las latitudes bajas, cercanas a la línea ecuatorial, ha sido una constante de preguntas sin respuesta sobre el surgimiento de los dinosaurios. En 2015, una investigación de la universidad de Utah intentó dar una imagen notablemente detallada del clima y la ecología hace más de 200 millones de años en Ghost Ranch, en el norte de Nuevo México, en Estados Unidos.

Los hallazgos muestran que el clima tropical oscilaba violentamente con sequías extremas y calor intenso. Los incendios forestales barrieron el paisaje durante los regímenes áridos y continuamente reformaron la vegetación disponible para los animales que comen plantas.

El coautor del estudio Randall Irmis, curador de paleontología en el Museo de Historia Natural de Utah y profesor asistente de la Universidad de Utah, explicó que “fue una época de climas extremos que iban y venían de manera impredecible y los grandes herbívoros dinosaurios de sangre caliente no podían existir más cerca del ecuador; no había suficientes alimentos vegetales confiables”.

En los trópicos, los únicos dinosaurios presentes eran pequeños carnívoros. Este patrón persistió durante 30 millones de años después de la aparición de los primeros dinosaurios. Eso confirmaría el in

El animal localizado en la zona de Loja vivió en el cretácico superior, una época ocurrida entre 100,5 y 66,0 millones años atrás.

De acuerdo al estudio de Utah, los escasos dinosaurios consistían principalmente en pequeños terópodos carnívoros. Los dinosaurios grandes y de cuello largo, o sauropodomorfos, que ya eran los herbívoros dominantes en las latitudes más altas, no existían en el sitio de estudio ni en ningún otro sitio de baja latitud en el Triásico Pangea, por lo que muestra el registro fósil.

Las conclusiones del estudio son compatibles con extensas excavaciones del equipo de huesos de dinosaurios y otros reptiles del sitio de Nuevo México, lo que demuestra que los primeros dinosaurios que poblaron las bajas latitudes tropicales eran pequeños, de dos patas, carnívoros e, incluso, aquellas especies fueron raras. Los animales que prosperaron fueron los primeros reptiles y familiares de los cocodrilos, como los phytosaurs de hocico largo y los etosaurios blindados, que eran más capaces de soportar las condiciones salvajes y graves.

Los investigadores reconstruyeron el pasado profundo analizando varios tipos de datos: fósiles, carbón vegetal dejado por los incendios forestales antiguos e isótopos estables de la materia orgánica y los nódulos de carbonato que se formaron en los suelos antiguos. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories