Reacciones en la Amazonía al rechazo papal a curas casados

Ciudad del Vaticano –

Sacerdotes, diáconos y obispos católicos de toda la región Amazónica expresaron sorpresa, resignación y aceptación reacia ante el rechazo del papa Francisco a permitir que hombres casados sean ordenados sacerdotes, lamentando que sus feligreses sigan privados de ir a misa y sujetos a los enormes avances de las iglesias evangélicas en la zona.

Francisco eludió el asunto en su extenso documento sobre la Amazonía publicado el miércoles. Aunque oficialmente presentó las recomendaciones de los jerarcas de la Iglesia en esa región para que sopesara ordenar a los diáconos casados, se negó a respaldar la idea para atender una marcada escasez de sacerdotes en la región, donde los fieles pueden pasar meses o años sin asistir a misa.

Líderes de la Iglesia en los países que conforman la cuenca del Amazonas proporcionaron sus ideas sobre el mensaje del papa.

Dom Erwin Kräutler, un obispo australiano que ha pasado los últimos 55 años en la Amazonía brasileña, ha defendido desde hace mucho la postura de que los hombres casados deberían ser tomados en cuenta para el sacerdocio. Con sede actual en Altamira, en el estado de Pará, asegura que hay 30 curas para una diócesis del tamaño de Alemania y unas 800 comunidades alejadas.

“No podemos decir que nuestra Iglesia, en lo que respecta a sacerdotes, esté presente en la comunidad”, dijo Kräutler a la AP. “Siempre están viajando de una comunidad a otra”.

Existen pocas opciones viables de transporte. Hace apenas unos días, Kräutler, de 80 años, visitó una comunidad ubicada a más de 1000 kilómetros (unas 625 millas) de Altamira. Lo hizo en automóvil.

Los curas itinerantes no tienen la misma relación con las comunidades locales que aquellos que residen ahí, como los pastores evangélicos, comentó. Enfrentándose a la rápida expansión de los evangélicos en Brasil, los obispos de la región se dieron cuenta de que la Iglesia necesita un vínculo más fuerte, un “rostro amazónico”, según lo llama Kräutler.

En la década del 70, más del 90 % de los brasileños eran católicos, de acuerdo con el Pew Research Center, cifra que se ha desplomado.

Decisión final

La evasión del papa no dio pie a entender el rechazo a la propuesta por completo, pero ciertamente tampoco la acogió, como muchos esperaban después de que en octubre pasado se realizara un sínodo de tres semanas en el Vaticano. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories