Miguel Loja, exfuncionario del IESS, se encuentra prófugo desde hace un mes y ahora es objetivo de la Fuerza de Tarea de la Fiscalía

La fiscal general de la Nación, Diana Salazar, se reunió con la ministra de Gobierno, María Paula Romo, y el comandante de la Policía Nacional, Patricio Carrillo, en Guayaquil, para definir detalles sobre el trabajo que realizará la Fuerza de Tarea Interdisciplinaria que conformó el Ministerio Público para investigar las denuncias de corrupción en las adquisiciones de productos médicos y servicios, en instituciones públicas, en medio la emergencia sanitaria.

“Caiga quien tenga que caer”, dijo Salazar al explicar cómo funcionará esa fuerza.

“Cuál es el objetivo. Cero impunidad. No se van a quedar los casos en carpetas investigaciones previas y de aquí, en unos dos años, se llegue a un archivo. Vamos a hacer un seguimiento exhaustivo de cada una de las causas e investigaciones que se hayan generado a raíz de esta emergencia”, indicó Salazar.

La ministra Romo explicó que un grupo especializado de la Policía trabajará de forma exclusiva con la fuerza de tarea de la Fiscalía.

“Supervisado desde el comando de la Dirección Nacional de la Policía Judicial, porque como ustedes conocen hay altos cargos políticos que están involucrados en estos casos y queremos que los investigadores piensen que tienen todo el respaldo para llevar adelante las investigaciones”, señaló Romo.

Los detalles de este trabajo conjunto los dieron en una rueda de prensa, en la Fiscalía del Guayas. Ahí, la fiscal Salazar informó que desde hace un mes, Miguel Ángel Loja, exdirector del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), está prófugo. A loja se lo investiga, junto con otras personas, en un caso de supuesto sobreprecio de una compra de mascarillas N95 que, según los documentos, el IESS adjudicó a un precio de $ 12 la unidad, cuando en el mercado se las encontraba por debajo de los $ 5.

Periodistas consultaron a la fiscal Salazar sobre las denuncias relacionadas a la Prefectura del Guayas, a las compras en hospitales del IESS, entre otros casos que se divulgaron en principio a través de las redes sociales, pero la investigadora contestó que no puede dar detalles porque las investigaciones están en etapa de indagación previa.

No obstante, ella comentó que en determinados casos se han realizado las diligencias con rapidez porque las personas investigadas gozan de fuero de corte y, en esos casos, los plazos son distintos a las causas en las que se investiga a personas sin ese beneficio.

“Porque los casos de fuero de Corte Nacional de Justicia, del cual se encuentra amparada la exsecretaria de Riesgos se encuentran habilitados los plazos. Entonces practicamos todas las diligencias, encontramos los elementos y hemos presentado ya ante la Corte Nacional de Justicia. Ese caso tiene fuero de Corte Nacional. Los casos ordinarios, de los mandos medios como ustedes los llaman, se encuentran suspendidos y por eso no podemos avanzar”, dijo Salazar.

La funcionaria explica que en este tipo de investigaciones es clave la velocidad que se imprime para evitar que se destruyan elementos probatorios: “El día de ayer tuvimos que hacer una intervención en un hospital de Quito, en el cual, uno de los funcionarios estaba rompiendo los documentos”. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories